Lo desfiguraron a golpes en un local bailable y en ninguna comisaría quisieron tomarle la denuncia

Los patovicas del lugar además le robaron el celular a su mujer, porque quiso filmar lo que ocurría.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo en el boliche Terremoto Tropical, ubicado en RN 12 km 1030. Miguel Angel Gómez fue golpeado por siete personas: cinco patovicas más el dueño del local bailable y su hijo. Además le arrebataron y destruyeron el celular a su novia, que intentó filmar el incidente. Con la cara destruída, intentaron hacer la denuncia, pero en las comisarías en las que lo intentó se negaron a tomarle la denuncia.

“Faltando pocos minutos para que termine el boliche me retiran a mí y a mi mujer el personal de seguridad del local y me pegaron. A mi mujer le sacar el teléfono porque ella quería filmar como me estaban pegando, le robaron el teléfono. Cuando les reclamamos, lo tiraron a la calle y se destruyó por completo. Luego de eso, salió el dueño del boliche y sus cinco patovicas y me siguieron pegando”, contó Miguel Angel a LT7.

“Ellos dicen que yo subí al escenario, que me estaba comportando mal. El señor que estaba cantando, Julio Sotelo de los Conti, deja de actuar y se va, porque él pedía que me dejen ingresar, porque vio que yo no hice nada, me estaba comportando bien… Yo estaba con mi mujer, tranquilo. Pero como estaba todo desfigurado, no me iban a dejar pasar”, agregó Miguel Ángel.

“Quiero que se hagan responsables las personas que me hicieron esto”, agregó.

Por su parte, el abogado de Miguel Ángel, Marcelo Gimenez (MP 11670), indicó: “Ayer se hizo la denuncia ante la Fiscalía de Instrucción N° 3 y la fiscal ordenó reconocimiento médico y otras diligencias que se están llevando a cabo. Queremos destacar la velocidad con la que actuó, correctamente el Ministerio Público Fiscal. Mañana nos vamos a presentar como querellantes en esta causa, para impulsar la acción penal y la acusación privada”.

“Este es un caso lamentable, por la ferocidad con la que estas personas atacaron al señor Gomez, las lesiones que le produjeron y el tema del robo del celular a la señora de Gómez, con el objetivo de impedir que filme este ilícito que estaban perpretando”, agregó.

“Hay varios ilícitos acá: lesiones gravísimas y hay que ver si tras los estudios que vamos a pedir ante el Cuerpo Médico Forense, si existen lesiones que afecten la visión y otros órganos”, detalló el abogado.

Sobre la secuencia de los hechos, Gimenez detalló: “Las agresiones fueron primero dentro del boliche y con posterioridad fue agredido nuevamente en la calle, por el personal de vigilancia más los responsables del boliche”.

Con respecto a qué pasó con la denuncia ante la policía, explicó: “Él concurrió a distintas comisarias que no se ponían de acuerdo sobre la competencia territorial. Le fueron indicando distintas comisarías, pero ninguna aceptó ser competente para tomar la denuncia en razón del territorio. Por eso acudimos a la fiscalía”.