Un arquero argentino intervino para salvarle la vida a una hincha

Jeremías Ledesma del Cádiz de España fue protagonista de la jornada en La Liga frente al Barcelona, cuando intentó ayudar arrojando un desfibrilador a las tribunas para salvar a una persona que se descompuso.

El arquero argentino Jeremías Ledesma fue protagonista de este sábado, cuando participó de la ayuda para que un hincha que se descompensó en las tribunas sea atendido.

Corría el minuto 82, del encuentro entre Cádiz y Barcelona FC, cuando el arquero observó los gritos de un grupo de personas que pedía ayuda, a raíz de que una hincha sufría complicaciones con su estado de salud, lo que luego se constató que era de índole cardíaca .

El médico del Barcelona fue uno de los primeros en salir en su intento por ayudar a esta mujer en las tribunas, es donde el arquero que jugaba en Rosario Central saliera corriendo a la zona del banco de suplentes para agarrar un desfibrilador y llevarlo a zona donde estaba la persona que recibía los primeros auxilios.

El arbitro Carlos Del Cerro Grande detuvo el partido para avisar a los médicos que corrieron a atender al asistente que se encontraba detrás del arco defendido por Ledesma.

El partido se detuvo y se pudo ver al arquero alemán Marc-André ter Stegen y al defensor uruguayo Sergio Araujo, de Barcelona, rezando, al igual que muchos hinchas, que lloraban, mientras el partido continuaba suspendido, razón por la cual los jugadores se retiraron de los vestuarios.

Un minuto después otra persona se descompuso cerca del incidente, en este caso por una lipotimia, y rápidamente los futbolistas del Cádiz emergieron, trasladando dos camillas hasta la tribuna.

Finalmente, la voz del estadio anunció que el segundo paciente solo tuvo un problema de presión arterial y se encuentra recuperado, pero del primer afectado no se tienen noticias. Inclusive el locutor preguntó a los hinchas si entre el público se encontraba algún cardiólogo.

Cuando se cumplían 100 minutos del partido, el árbitro pidió a los futbolistas que se retiraran al vestuario con la idea de jugar en la misma jornada los 10 o 15 minutos que restaban.

Mientras esperaban el trabajo de los paramédicos, Vizcaino, presidente de Cádiz, explicaba que los paramédicos, “animaban a la persona afectada, volvía a caer y no la podían estabilizar. Al final lo han conseguido y la han podido evacuar”.

Mientras que sobre el ánimo entre los jugadores, detalló que “están los jugadores mezclados en el túnel de vestuarios, esperando acontecimientos, con los staff técnicos”,

En cuanto al desarrollo del encuentro, Frenkie de Jong abrió la cuenta para los catalanes, a los 55 minutos, mientras que diez después, Robert Lewandowski, Ansu Fati y Ousmane Dembelé pudieron el 4-0 frente a un Cádiz que busca salir de la zona baja de las posiciones.