Tras las terribles declaraciones de las empleadas, Vicky Xipolitakis perdió el juicio

El ex marido de Vicky Xipolitakis fue  absuelto de todas las denuncias en su contra, y ahora pedirá la tenencia de su hijo. 

Hace unos días, se confirmó que Vicky Xipolitakis perdió el juicio contra su exmarido, Javier Naselli, a quien había denunciado en 2019 por violencia de género. 

Unas 10 empleadas declararon que Vicky nunca sufrió violencia, incluso dijeron que era ella quién buscaba constante los conflictos con su marido y trataba mal a los empleados. También contaron de situaciones de violencia contra su ex pareja, en la que estuvieron involucrados los amigos de la diva. En cuanto a Naselli, lo describieron como un hombre atento y tranquilo. 

Tras eso, el empresario se mostró muy feliz por el fallo, y ahora, indicó que buscará la tenencia legal del hijo que tuvo con la mediática.

Antes de partir hacia los Estados Unidos, Naselli habló con LAM (América) en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y se mostró aliviado porque logró limpiar su imagen. “Estoy contento porque la Justicia investigó bien e hicieron un fallo justo. Todo esto fue muy duro, muy injusto. Pero por suerte ya se terminó todo”, reconoció.

En ese sentido, aseguró que no se sentirá satisfecho hasta que pueda ver a su hijo. “Ojalá pueda verlo pronto y bueno… que haya justicia para él también”, dijo en referencia a Salvador Uriel, de 3 años, a quien no ve desde hace 11 meses.

Frente a esta situación, el empresario afirmó que agotará todas las instancias necesarias para lograr estar junto al nene. “Voy a reclamar la tenencia. Quiero la tenencia de mi hijo. No puedo hablar mucho…”, avisó. Además, remarcó que le preocupa que Salvador esté siendo criado por una mujer que “armó” una causa de violencia en su contra.

Naselli dijo que tiene esperanza de que Xipolitakis “recapacite” y que regresará al país apenas le confirmen que podrá ver a Salvador. “Yo tendría un diálogo con ella por mi hijo. No sé si ella lo tendría conmigo”, señaló. Esa, sostuvo, sería la única manera de terminar con el conflicto.

El cronista le preguntó: “¿Fue un error casarte?”. “No, lo hice de buena fe. Y todos aprendemos de los errores. No sé si ella se casó de buena fe”, respondió el empresario.

Comentarios de Facebook