Un operario murió en una explosión en la central nuclear

Juan Salazar recibió una descarga eléctrica que le había dejado el 90 % del cuerpo quemado. Los gremios lanzaron un paro. 

Un trabajador del Complejo Nuclear Atucha murió después de una explosión por la que terminó con el 90 % del cuerpo quemado a partir de una fuerte descarga eléctrica en una zona donde no debería haber energía. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y otros gremios llamaron a un paro, mientras que la Central decretó asueto este viernes mientras avanza la investigación.

Juan José Salazar, de 30 años y desde hace seis meses trabajador de planta permanente de Atucha, murió el jueves producto de las quemaduras en su cuerpo.

“Le tocó trabajar en las celdas de media tensión y hubo una serie de errores humanos en cuanto a la seguridad e ingresó en una celda que no debería haber sido abierta y menos manipulada”, remarcó señaló Fernando “Perico” Pérez, secretario general de la seccional ATE Zárate, en declaraciones a Canal Abierto. “Tenía que aspirar el polvillo para después entrar a hacer ajustes de mantenimiento preventivo, pero cuando arrimó la aspiradora, saltó el arco, se ionizó y se produjo una explosión que le incendió todo el cuerpo”, agregó Pérez.

A su vez, Rodolfo Kempf, investigador del Departamento de Combustibles Nucleares y referente en transición energética de la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) dialogó con Barricada TV sobre la muerte de Salazar: “La Central estaba en parada, que es una etapa de mantenimiento, y el lugar al que accedió Juan José Salazar no tenía porque estar energizado y es lo que se está investigando”.

Según informó ATE, además de Salazar, se encontraban dos trabajadores y una trabajadora que sufrieron quemaduras leves y están siendo tratados psicológicamente.

“Un sistema de seguridad que no prevea los posibles errores humanos, teniendo en cuenta que los seres humanos siempre nos equivocamos en algún momento, claramente no es un sistema de seguridad sustentable, ni seguro”, dijo Orestes “Beto” Galeano, integrante del Consejo Directivo Nacional de ATE.

“Esta es una vieja disputa ideológica en el campo de la salud y seguridad, entre quienes creemos que la seguridad debe estar enmarcada en un sistema, que además se revise periódicamente con participación de los trabajadores y, enfrente, tenemos a aquellos profesionales que siguen haciendo higiene y seguridad como en la época de la revolución industrial, donde lo importante era cuidar los bienes de la patronal y no la salud y la vida de trabajadores y trabajadoras”, agregó Galeano.

A partir de la muerte de Salazar, ATE Zárate, Luz y Fuerza Paraná, la Uocra, y Apuaye se encuentran de paro y en estado de asamblea permanente.

Por su parte, en la página web de la empresa Nucleoeléctrica Argentina, a cargo de la operación de las tres centrales nucleares en funcionamiento en el país, Atucha I, Atucha II y Embalse, no había información de la muerte de Juan José Salazar.