Cuatro provincias ucranianas votan su anexión a Rusia

Las votaciones celebradas en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk y en las meridionales de Jerson y Zaporiyia durarán cinco días y tuvieron una adhesión de entre el 15% y el 22% del padrón.

Las autoridades prorrusas en cuatro provincias ocupadas de Ucrania iniciaron las votaciones en los referendos de anexión a Rusia, consideradas “farsas” por el gobierno ucraniano en Kiev y que, según Estados Unidos, llevará a una respuesta “rápida y severa” por parte de las potencias occidentales.

Las votaciones celebradas en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk y en las meridionales de Jerson y Zaporiyia durarán cinco días y tuvieron una adhesión de entre el 15% y el 22% del padrón, según agencias rusas de noticias.

Las consultas marcan una importante escalada en el conflicto que comenzó el 24 de febrero y ya fueron rechazadas no solo por Ucrania, sino también por las potencias occidentales aliadas.

En ese marco, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió hoy al Kremlin de que pagará costos “rápidos y severos” si utiliza “falsos” referendos para anexar territorios de Ucrania.

“Los referendos de Rusia son una farsa, un falso pretexto para intentar anexionarse partes de Ucrania por la fuerza, en flagrante violación del derecho internacional”, dijo Biden en un comunicado.

“Trabajaremos con nuestros aliados y socios para imponer costos económicos adicionales rápidos y severos a Rusia”, añadió.

Casi en simultáneo, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dio a conocer su mensaje diario en la nación en la que pidió al mundo “reaccionar con total justicia ante los pseudo-referendos”.

En sintonía, el G7, grupo formado por siete países de economías avanzadas, advirtió hoy que “nunca reconocerá” esos “referendos falsos”.

Referendo en cuatro provincias

Pero las críticas internacionales y de Kiev no impidieron que Moscú siga adelante con las consultas, iniciadas la misma semana en la que el Kremlin anunció la “movilización parcial” de 300.000 reservistas.

En Jerson votó el 15,31% del padrón, en Lugansk un 21,97% y en Zaporiyia un 20,52%, de acuerdo a las cifras citadas por la agencia de noticias Sputnik, que no brindó detalles sobre Lugansk.

Además de cientos de colegios electorales abiertos en esos cuatro territorios, también se habilitaron otros en Rusia para que pudieran votar los desplazados.

“Esperamos que, después del referendo, dejen de bombardearnos y tengamos paz y orden”, dijo a la agencia de noticias AFP Vladimir Shutov, de la región de Lugansk y que acudió a votar a la representación de Donetsk en Moscú.

En Moscú, San Petersburgo y otras ciudades, las autoridades organizaron manifestaciones de apoyo a los plebiscitos con gran refuerzo de banderas y consignas.

Los referendos recuerdan lo ocurrido en 2014 en la península de Crimea, anexada a Rusia después de un voto también considerado fraudulento por Occidente.