El Gobierno dio marcha atrás y dispuso que los planes Potenciar Trabajo y el Progresar no son incompatibles

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta firmó la resolución que anula la incompatibilidad. Fue después de varias jornadas de acampes y piquetes de las organizaciones sociales que criticaron con fuerza la medida que obligaba a elegir entre una beca que estimula la escolarización de 7.400 pesos y el programa de empleo para la economía popular que otorga 24.000 pesos. Así, 40 mil jóvenes volverán a cobrar la beca de estudios

Un acampe en el Obelisco el martes, un “piquetazo” frente al ministerio de Desarrollo Social y la quema de neumáticos en el Puente Pueyrredón ayer, derivaron en la resolución 1.640 firmada por el ministro Juan Zabaleta, a través de la cual se eliminó la “incompatibilidad” entre dos planes sociales: el Potenciar Trabajo y la beca Progresar otorgada por la ANSES a estudiantes.

Las protestas de los movimientos sociales fueron catalizadas por la decisión de la Secretaría de Economía Social, a cargo del líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, de dar de baja a 40.000 beneficiarios que percibían 24.000 pesos a través de del programa Potenciar y que además cobraban 7.400 pesos del Progresar, un subsidio destinado a los jóvenes más vulnerables para que se capaciten, aprendan un oficio y evitar el “desenganche escolar”.

A pesar de las protestas y de presentarla como una medida “injusta” y “a la medida del Fondo Monetario Internacional” en momentos en que el ministro de Economía, Sergio Massa se reúne con funcionarios de ese organismo en Estados Unidos, la diferenciación estaba justificada, ya que la reglamentación vigente establecía que “el único ingreso compatible con el Potenciar es la Asignación Universal por Hijo (AUH)”.

A media tarde de ayer, Zabaleta y sus colaboradores elaboraron una nueva resolución ministerial que puso fin a esa “incompatibilidad”. Solo hicieron falta seis líneas: ” Establécese que la percepción del incentivo otorgado a la población destinataria del “Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PROGRESAR), creado por el Decreto de Necesidad y Urgencia Número 84 del 23 de enero de 2014 resulta compatible con el ingreso y la permanencia de los mismos como titulares en el “Programa Nacional de Inclusión Socio-Productiva y Desarrollo Social ‘Potenciar Trabajo’ y la percepción del Salario Social Complementario a partir del 1° de agosto de 2022″.

La decisión también incluye a quienes perciben el Salario Social Complementario. Según pudo saber este medio, la medida será publicada en el Boletín Oficial entre hoy y el lunes.

En este punto vale realizar una pregunta: si recién ahora la percepción de los dos planes sociales es regular, antes no lo era. Entonces, ¿por qué esos 40.000 jóvenes cobraban el Potenciar y la beca de estudios? La respuesta es sencilla: hasta ahora no se habían cruzado los datos de los casi 1.300.000 beneficiaros del primer programa con la base de la ANSES.

En los últimos días el ministerio de Zabaleta comenzó las auditorías de los titulares del Potenciar Trabajo y de las Unidades de Gestión, como cooperativas que dependen de los movimientos sociales, piqueteros, intendencias, gobernaciones, ONG e iglesias. Los resultados pueden arrojar más incompatibilidades o irregularidades entre los beneficiarios del mayor programa social de la cartera de Zabaleta después de la Tarjeta Alimentar y que significa un desembolso anual de 227.026.149.637 pesos según la ejecución presupuestaria del año pasado.

“Tras el acampe instalado el pasado martes y con manifestaciones en todo el país, miles de jóvenes estudiantes volverán a tener su ingreso, que utilizan para poder continuar estudiando. De esto hablamos cuando decimos que debemos derrotar el ajuste en las calles, en la unidad de ocupados y desocupados. Los recortes son medidas de ajuste contra la población trabajadora pero nunca con los empresarios y los capitalistas. Mientras se paga al FMI ahogando a la población en la miseria, nuestros jóvenes salieron a luchar por sus derechos y lo han logrado. Basta de hambre y ajuste”, celebró Eduardo Belliboni, el referente del Polo Obrero que lideró las manifestaciones contra el ministro de Desarrollo Social y las política económicas del gobierno de Alberto Fernández.

Por su parte, Natalia Zaracho, la diputada nacional del Frente de Todos y referente del Frente Patria Grande, cuyo líder es el dirigente social Juan Grabois, celebró la decisión del Gobierno, al cual está alineada, a través de sus redes sociales y llamó a seguir “defendiendo los derechos del pueblo trabajador”.

“Después de reclamar por las bajas del Potenciar llega esta buena noticia: Compatibilidad entre becas Progresar y Potenciar Trabajo. Quienes trabajan en unidades productivas van a poder estudiar con acompañamiento del Estado. Sigamos defendiendo los derechos del pueblo trabajador”, escribió en su cuenta de Twitter Zaracho, la primera diputada cartonera del país.

En ese sentido, y a modo de justificación, la resolución ministerial plantea que “en el marco del proceso reordenamiento y mejora continua” del Potenciar Trabajo, “se observó la necesidad de clarificar la compatibilidad de ambos programas”, dado que el Progresar se encuentra “destinado a promover la finalización de los estudios”, mientras que el Potenciar Trabajo se orienta a “contribuir al mejoramiento de la empleabilidad y la generación de nuevas propuestas productivas”.