Otro mensaje amenazante del Gobierno para los fiscales Luciani y Mola: “Deberían estar preocupados”

El ministro de Justicia, Martín Soria, consideró que el alegato de la defensa de Cristina Kirchner “desnudó cada mentira y prueba manipulada” de la causa sobre la obra pública en Santa Cruz

Después de los primeros dos días de alegato de la defensa de la vicepresidenta Cristina Kirchner, el Gobierno redobló la presión sobre los fiscales federales Diego Luciani Sergio Mola. El ministro de Justicia, Martín Soria, reclamó que se investigue un presunto mal desempeño de ambos funcionarios en la causa de Vialidad, luego de que el equipo de la defensa de la Vicepresidenta “desnudara las mentiras” y la “manipulación de pruebas” durante la instrucción de la etapa del juicio que investiga una asociación ilícita en torno a la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015.

“Cuando un Ministerio Público Fiscal funciona, personajes como Luciani y Mola deberían estar preocupados porque deberían estar siendo investigados por el tribunal de enjuiciamiento del Ministerio Público Fiscal (MPF) por haber incumplido con sus deberes como fiscales”, apuntó Soria, en sintonía con la vicepresidenta Cristina Kirchner quien trató a los fiscales de “trolls” y ejecutores del “lawfare”.

Según el ministro de Justicia de la Nación, amerita que se sancione los fiscales federales tras el alegato técnico del abogado Carlos Beraldi del lunes y martes pasado. “El doctor Beraldi fue demoledor y desnudó una a una cada mentira, cada prueba manipulada que hicieron los fiscales Luciani y Mola. Fue fulminante el análisis”, consideró.

Sin embargo, el ministro de Justicia admitió que cualquier tipo de sanción hacia los fiscales por su comportamiento no sería factible porque “la oposición blindó al procurador interino (EduardoCasal” y, por lo tanto, el tribunal disciplinario del MPF “está paralizado. “Entonces los fiscales pueden hacer cualquier barbaridad. Tienen un cheque en blanco para hacer todas estas cosas: manipular, mentir y acusar falsamente. El accionar de Luciani y Mola generó múltiples nulidades que tarde o temprano se van a derrumbar”, aseguró Soria.

En declaraciones a El Destape Radio, Soria habló del “show mediático” que hicieron los representantes de la fiscalía en la etapa de acusación hacia Cristina Kirchner y el resto de los funcionarios imputados, en el que se configuró el pedido de una pena de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos públicos. Dijo que esa exposición de Luciani y Mola había sido “algo nunca visto”.

“Hasta llegaron a plantear que hubo un encuentro entre (Lázaro) Báez y la Vicepresidenta en base a un mensaje de texto”, dijo sobre una de las pruebas que mostraron Luciani y Mola, que acreditarían la participación de la presidenta del Senado en el denominado plan “limpiar todo”. Según la fiscalía, la prueba de la reunión con el empresario santacruceño consistía en que el avión presidencial Tango 01 había efectuado un vuelo rasante en la provincia, en el marco de esos intercambios por chat.

Sin embargo, el abogado Carlos Beraldi demostró en su alegato que el argumento de los fiscales estaba basado en una nota periodística que no coincidía con el intinerario real y la agenda oficial de Cristina Kirchner. “Lo más gracioso es que el 30 de noviembre (NdR: la fecha de la presunta reunión con Lázaro Báez) la entonces presidenta no estaba en Calafate, sino que estaba en mi provincia, Río Negro, cerca de Bariloche”, remarcó el ministro de Justicia.

A lo largo de su exposición, el abogado de Cristina Kirchner demostró que los fiscales “manipularon y le tomaron el pelo a la sociedad argentina”, consideró Soria. “Las tres toneladas de pruebas en realidad eran las tres toneladas de tapas de Clarín y La Nación”, concluyó.

Las declaraciones del ministro de Justicia, la máxima autoridad en el área judicial del Gobierno, se producen poco después de que Gregorio Dalbón, uno de los abogados que impulsa las demandas civiles de la Vicepresidenta, advirtió en declaraciones televisivas que los fiscales Luciani y Mola “no van a terminar bien” como “una consecuencia de su actuar”.

Semanas atras, el propio presidente Alberto Fernández había expresado una frase en un tono mucha más grave: “Nisman se suicidó, yo espero que no haga algo así Luciani”. Tras las exposiciones de los abogados defensores Beraldi y Ary Rubén Llernovoy, la Vicepresidenta se defenderá a sí misma el viernes ante el Tribunal Oral Federal N°2 durante el juicio por la obra pública en Santa Cruz, en base artículo 104 del Código Procesal Penal, que le da ese derecho como abogada para poder actuar en causa propia. Esta semana, Cristina Kirchner subió el tono de sus críticas hacia el desempeño de los fiscales. “Se vuelve de cualquier lugar, menos del ridículo”, cuestionó en sus redes sociales