Valdés junto a Carrió apuestan a fortalecer las propuestas de trabajo

Cinco meses después de su última visita, la referente de la Coalición Cívica ARI, Elisa “Lilita” Carrió volvió a Corrientes y mantuvo un encuentro a puertas cerradas con el gobernador, Gustavo Valdés, para delimitar acciones políticas y económicas a futuro.

Así, luego de ciertas turbulencias y entredichos que se vivieron entre las figuras del radicalismo y Carrió, Valdés se mostró aliado con la exdiputada, afirmando que “siempre es muy agradable que nos visite” y “hoy tuvimos la posibilidad de hablar un poco de política nacional, con visiones hacia futuro”.

En la oportunidad, ambos coincidieron en fortalecer y profundizar el trabajo en las propuestas de gobierno dentro del espacio que comparten como coalición política.

Declaraciones de Carrió

En tanto, la referente de la Coalición Cívica, tras salir del Despacho del Gobernador, tomó contacto con la prensa y se pronunció sobre varias cuestiones.

Una de las más destacadas tuvo que ver con su apreciación sobre los hechos que vivió la vicepresidente, Cristina Fernández, ya que consideró una razón de risa que los acusados por el intento de magnicidio sean vendedores ambulantes de copos de azúcar.

Seguidamente, valoró que “gracias a Dios, no pasó nada”.

“Que haya una banda de vendedores de copos de azúcar es muy gracioso”, dijo irónicamente Carrió, y añadió entre risas: “Ahora viene el ‘gordicidio’, que es la muerte de una gorda”.

A su vez, resaltó que “el hecho existió. Ahora, que haya una banda de vendedores de copos de azúcar es muy gracioso, porque si me atacan a mí, me matan por ser diabética, porque yo hubiera comprado los copos”, dijo la exdiputada.

En consiguiente, agregó: “Es un país de papel, se dan cuenta, una banda que vende golosinas”.

“Ya pasó y gracias a Dios no pasó nada. La Vicepresidente estaba en indefensión, ya pasó”, remarcó Carrió.

A su vez, al ser consultada sobre su relación con Gerardo Morales, dijo: “Él me adora

Habló de más y después se disculpó. Aparte, dije la verdad”.

Por otro lado, es preciso mencionar que “Lilita” arribó a Corrientes para buscar su título en la UNNE que, según sostuvo, “lo había perdido”.

En ese sentido, Carrió mantuvo un encuentro con el decano Mario Roberto Villegas y junto a Valdés “recordaron su paso por la educación superior, a profesores y personal administrativo No Docente de nuestra Casa de Altos Estudios”, publicaron en la cuenta oficial de Instagram de la institución.

Como parte de su visita a la universidad, la exdiputada recibió su diploma de abogada: “Recuperando mi título perdido”, publicó Carrió en su cuenta de Twitter.

En resumen, en esta visita se pudo ver la figura de Carrió, mucho más involucrada en la actualidad política y fiel a su estilo de expresar sus ideas sin tapujos. A diferencia de lo que fue la visita anterior en la que sólo había tenido elogios para Corrientes (ver recuadro). “Gracias Corrientes por existir porque acá se siente la patria y mi corazón está acá”, fue una de las frases más destacadas.

Amor por el suelo correntino

Desde el sábado, la exdiputada nacional se encuentra en Corrientes disfrutando de los atractivos turísticos.

Según transcendió a través de sus redes sociales, Elisa Carrió visitó la localidad de Empedrado y compartió junto a vecinos de la zona una tarde religiosa en honor a Nuestro Señor Hallado. Estas acciones también las había realizado en Itatí, en abril de este año.

“Belleza de la naturaleza”, expresó, haciendo referencia a las playas de la Perla del Paraná que recorrió en horas de la tarde.

De esta forma, la líder del ARI una vez más ratifica su amor por Corrientes y por los correntinos que la reciben con los brazos abiertos en cada una de sus visitas.