COVID-19: “Casi un 70% de la población ya tiene la cuarta dosis”

Fernando Achinelli, médico infectólogo del Hospital de Campaña de Corrientes, explicó que los grupos de riesgo con respecto al COVID-19 “deberían seguir utilizando el barbijo en lugares cerrados”. Esta aclaración se da en el marco de la confirmación del uso no obligatorio del barbijo en sitios cerrados por parte del Ministerio de Salud correntino. La medida comenzara a regir a partir del 21 de septiembre.

El Ministerio de Salud Pública de Corrientes informó que el uso del barbijo no será obligatorio en lugares cerrados a partir del 21 de septiembre.

En este contexto, el médico infectólogo Fernando Achinelli dialogó y recomendó que aquellas personas entendidas como pacientes de riesgo sigan utilizando el cubrebocas en lugares cerrados.

“Vemos que la pandemia va hacia una transición, con un notable descenso en internaciones y muertes en Corrientes con respecto al COVID-19. De todas formas, recomendamos a los grupos vulnerables o de riesgo seguir usando el barbijo en lugares cerrados”, comentó el profesional de la salud.

“Si bien esta subvariante no se comportó de la misma manera en el hemisferio sur que en el norte, no podemos dudar de que una persona con síntomas puede seguir contagiando a muchas personas dentro de un transporte público. Por eso instamos a que los pacientes de riesgo continúen utilizando el barbijo en estos lugares” , aclaró posteriormente.

Recomendaciones para evitar contagios

Por otro lado, Achinelli se refirió a los cuidados que se deben seguir teniendo con respecto al virus, si bien el número de contagios y muertes se redujo en un gran número.

“En el ámbito privado, sin dudas que en los lugares cerrados son ámbitos propicios para la contagiosidad por COVID-19. Nuestra meta es que se llegue a un 80% de la población con el esquema de vacunación completo. Hasta entonces, cualquier oleada generará una gran cantidad de contagios e internaciones. Recomendamos el cuidado personal, aunque sin tanto rigor con el uso del barbijo, por ejemplo”, destacó.

“El 70% de la población ya tiene la cuarta dosis”

Por último, y hablando de estadísticas vinculadas a la pandemia de COVID-19, Achinelli fue optimista con respecto a los datos recolectados.

“Estimamos que hay un 70% de la población que ya se aplicó la cuarta dosis contra el COVID-19. Todavía resta una gran parte de la población aplicarse esta cuarta y última dosis, sobre todo el rango etario comprendido entre los 20 y 40 años. Todavía es lenta esa adherencia a la cuarta dosis en ese grupo específico”, concluyó.