Rosario inviable: asesinaron a dos menores en una ejecución mafiosa con una ametralladora a metros de su escuela

Valentín Solís y Eric Galli fueron baleados en un complejo FONAVI de la zona oeste de Rosario. Otros dos adolescentes sufrieron disparos en el barrio esta semana. 259 crímenes en lo que va del año

Dos adolescentes fueron asesinados a tiros este jueves por la tarde en un complejo FONAVI situado en la zona oeste de Rosario por tres sicarios que usaron una ametralladora, según los indicios que obtuvo el fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta, a cargo de la investigación. Horas después, en la madrugada de este viernes, también en Rosario, mataron a un hombre en su auto mientras aguardaba a una trabajadora sexual. La víctima de este hecho tenía domicilio registrado en el mismo lugar donde se produjo el doble crimen. También en la madrugada del viernes, un nuevo crimen ocurrió en la ciudad, donde un hombre murió a puñaladas en medio de una presunta pelea de borrachos.

Así, el departamento Rosario acumula 259 homicidios en lo que va del año, de acuerdo al Observatorio de Seguridad Pública. Está a siete crímenes del peor año de la historia en materia de criminalidad, que fue 2013, cuando se cometieron 264 asesinatos.

El doble crimen de los adolescentes fue de una barbarie particular.

Valentín Solís, de 14 años, y Eric Luis Galli, de 15, fueron acribillados a plena luz del día en la esquina de Sanguinetti y Espinillo, una zona rodeada por al menos ocho puntos de venta de droga, según datos de investigadores policiales.

Allí, los peritos forenses secuestraron 16 vainas servidas calibre 9 milímetros. Por los testimonios que tomó la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal, dos de los tres sicarios serían conocidos en el barrio. Por ese motivo, posteriormente se hicieron allanamientos en la zona oeste, aunque no hubo personas detenidas.

El cuerpo de Valentín Solís tenía dos heridas de arma de fuego en el tórax, dos en el brazo derecho y una en cada pierna. Eric Galli falleció en el Hospital Carrasco por múltiples impactos en el cuerpo.

Los dos adolescentes eran alumnos del segundo año del turno tarde de la escuela secundaria N° 240 Lola Mora, ubicada a pocos metros de donde fueron asesinados, en la esquina de Rouillon y Seguí. Este viernes no habrá clases en ninguno de sus turnos en señal de duelo, según publicaron vía Facebook personas que integran la comunidad educativa.

El ataque contra Solís y Galli es el segundo cometido contra menores en las últimas 48 horas en esa parte del barrio Triángulo y Moderno de Rosario. El miércoles por la noche, también en Rouillon y Seguí, fueron baleados una chica de 15 años y un adolescente de 14.

El chico ya fue dado de alta en el Hospital Clemente Álvarez, donde recibió curaciones por heridas de arma de fuego en las piernas. En tanto, la joven se encuentra con pronóstico reservado por impactos de bala en el cuello, cráneo, hombro derecho y fémur.

Otro crimen más en la zona oeste

En la madrugada de este viernes, en la intersección de Gálvez y Liniers, G.R un hombre de 35 años fue asesinado mientras estaba en el interior de su Peugeot 408 blanco. Por el momento no estaba claro si lo atacaron en el marco del robo de su auto o si se trató de una ejecución directa.

G.R, por los indicios a los que llegaron los investigadores policiales, había solicitado desde el auto un servicio sexual y mientras aguardaba a la trabajadora sexual, entre cuatro y cinco sospechosos lo abordaron y le dispararon.