Alarma en Boca: Hugo Ibarra se descompuso y lo trasladaron de urgencia a una clínica

El entrenador del Xeneize se descompensó cuando llegó al entrenamiento. Se espera parte médico sobre su evolución.

El director técnico de Boca, Hugo Ibarra, se descompuso esta mañana en el entrenamiento luego de sufrir un sangrado en su nariz y un fuerte dolor de cabeza. Tuvo que ser trasladado en ambulancia a una clínica cercana.

Ibarra comenzó a padecer los síntomas en medio de la práctica del “xeneize” que se desarrollaba desde las 9 en el predio deportivo que el club tiene en Ezeiza.

De inmediato fue revisado por los médicos del plantel de Boca y derivado a una clínica. La imagen fue fuerte para el plantel y los allegados que estaban en ese momento, porque el técnico tuvo que ser retirado del predio de Ezeiza en ambulancia.

Por los síntomas que presentó el DT, el cuerpo médico de Boca cree que se trataría de un problema de presión debido a la intensa ola de calor, aunque no se descarta un pico de estrés.

Tras analizar la situación del entrenador, los allegados al cuerpo técnico transmitieron un mensaje tranquilizador hacia los medios de prensa, a la espera de un parte médico oficial.

De todos modos, por rutina de control, le harán al DT de Boca todos los estudios necesarios para descartar otro tipo de patología.

Se verá en las próximas horas su evolución y si podrá estar mañana para dirigir la habitual practica de fútbol de los jueves.

Hugo Ibarra, quien cumplirá el 1 de abril 49 años, asumió como entrenador de Boca en julio del año pasado, y ganó la Liga Profesional de 2022.

Los cambios que pensaba Ibarra para Boca

Luego de que el DT fuera trasladado en ambulancia, el entrenamiento de Boca continuó bajo el mando de sus ayudantes, Leandro Gracián y Tito Pompei.

Ayer se conoció que – tras perder 1 a 0 ante Banfield – el director técnico ya estaba preparando al equipo con cambios para jugar ante Instituto de Córdoba el próximo domingo en La Bombonera, por la 8va. fecha de la Liga Profesional de Fútbol .

Las variantes serían en la formación inicial así como también en el dibujo táctico para regresar al esquema 4-4-2.

Antes del partido contra Banfiel el fin de semana pasado, el técnico había confirmado el mismo once que venía de igualar 0 a 0 ante Defensa y Justicia, cuando le ratificó la confianza a los jugadores que no estaban en un buen nivel.

Ahora, después de la mala actuación de visitante ante el “Taladro”, el técnico piensa que es el momento de incorporar, especialmente en la mitad de la cancha, algunos jugadores que cuando ingresan le cambian “la cara” al equipo.