Detuvieron al futbolista Junior Benítez por violencia familiar

La detención fue realizada tras un pedido del fiscal José Luis Suárez ante el juez de garantías Gabriel Vitale en una causa caratulada como “coacción agravada por el empleo de arma en concurso real con daños, amenazas y desobediencia”.

Oscar Junior Benítez, exjugador de Boca, Lanús y Benfica, entre otros clubes, fue detenido en el partido bonaerense de Esteban Echeverría acusado por violencia familiar y de género hacia su expareja y la familia de esta, a la que amenazó de muerte e incumplió la prohibición de acercamiento, informaron hoy fuentes judiciales.

La detención fue realizada tras un pedido del fiscal José Luis Suárez ante el juez de garantías Gabriel Vitale en una causa caratulada como “coacción agravada por el empleo de arma en concurso real con daños, amenazas y desobediencia”.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el delantero fue apresado en su vivienda de la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría, donde la Policía secuestró su celular, una pistola calibre 9 milímetros, tres cargadores y 39 municiones.

Por el arma de fuego, Junior Benítez tiene la documentación correspondiente a la tenencia, mientras que la portación se le venció hace poco tiempo.

Según la orden de detención del juez Vitale -a la que Télam tuvo acceso- el acusado cometió cuatro hechos, entre ellos amenazas a la familia de su expareja, Anabella Ayala, todo ello en contexto de violencia de género.

YA HUBO ANTECEDENTES

Los hechos denunciados comenzaron a ocurrir el 17 de enero de 2021 cuando el imputado amenazó con un arma de fuego a su exsuegro y prendió fuego algunas pertenencias de su expareja.

El segundo hecho que la fiscalía le endilgó al exjugador de Boca Juniors, Lanús, Benfica y Argentinos Juniors, entre otros equipos, ocurrió el 16 de enero de 2021 cuando “en un contexto de violencia de género” destruyó la “totalidad de archivos contenidos en la notebook propiedad de la familia Ayala sin contar autorización para ello”.

En tanto, el 28 de febrero del año pasado Benítez desobedeció la restricción de acercamiento de 300 metros y amenazó a los exsuegros y su excuñado con frases como “vos me denunciaste, vos me hiciste meter en cana, te voy a matar”.

El cuarto hecho sucedió el 18 de marzo de 2022 volvió a incumplir la perimetral y amenazó con un cuchillo a su exnovia para que le abriera la puerta de su casa pero como ella se negó él le dañó las cuatro llantas del auto del exsuegro.

Un informe victimológico realizado a la joven determinó que “posee indicadores propios de las víctimas de violencia de género así como que la misma se encontraba expuesta a continuar sufriendo hechos de estas características por encontrarse inmersa en un círculo de violencia”.

De esta manera, para el fiscal las características de los hechos endilgados son “demostrativos de un alto índice de agresividad exteriorizado hacia las víctimas” y la detención “excepcional” contra Benítez “se impone para permitir el avance de la investigación sin riesgo de obstaculización por parte del imputado al tiempo de evitar posibles nuevos y cercanos episodios de violencia de género como los investigados, y como una medida necesaria para garantizar la integridad psíquica y física de las víctimas”.