Ibarra probó un equipo con cuatro volantes y Briasco entre los titulares

Luca Langoni fue preservado por una sobrecarga muscular, mientras que Darío Benedetto intensificó su preparación y podría ser incluido en el banco de suplentes el domingo cuando Boca enfrente a Racing en San Luis. 

El entrenador de Boca Juniors, Hugo Ibarra, paró ayer en la práctica de fútbol en Ezeiza un equipo con cuatro volantes y una delantera con Sebastián Villa y Norberto Briasco en reemplazo de Luca Langoni, quien no practicó por precaución, con la mira puesta en el partido del próximo domingo ante Racing por el Trofeo de Campeones.

La alineación que dispuso el técnico fue con Agustín Rossi; Luis Advincula, Carlos Zambrano, Nicolás Figal y Frank Fabra (Agustín Sandez); Guillermo “Pol” Fernández, Alan Varela, Oscar Romero y Juan Ramírez; Villa y Briasco.

Así, Boca vuelve al habitual equipo titular sin el lesionado Darío Benedetto, ya que en la derrota por penales ante Patronato, por las semifinales de la Copa Argentina, lo hizo con los suplentes y la sola participación desde el inicio del colombiano Villa.

De esta manera, el cuerpo técnico ubicó en cancha el esquema 4-4-2 que utilizó este semestre con el ingreso de Ramírez.

En el “mundo Boca” sorprendió la presencia de Briasco, ya que en los últimos partidos en esa posición estuvieron Luis Vázquez, Nicolás Orsini y el “Toro” Gonzalo Morales.

A Langoni, autor de cinco goles fundamentales en la conquista de la Liga Profesional, se lo preservó ayer por tener una sobrecarga, pero llegaría para jugar el fin de semana.

En tanto, Benedetto volvió a trabajar aparte, pero cada vez con más intensidad para evaluar si al menos puede ir al banco de suplentes en San Luis.

“Pipa”, que viene de un desgarro en el gemelo interno de su pierna derecha sufrido el 22 de octubre pasado en la victoria 2-1 ante Gimnasia, quiere estar presente en la final.

Se estima que hoy el entrenador hará una nueva práctica de fútbol en la que probaría a los delanteros que no entrenaron y analiza si sigue con el mismo esquema táctico o pone tres puntas.

El plantel se entrenará mañana en Ezeiza y tras almorzar viajará en vuelo chárter a San Luis, donde quedará concentrado en la capital de esa provincia para el mismo domingo viajar a Villa Mercedes.

Al finalizar la práctica de ayer, el plantel posó para la foto oficial con los dos trofeos conseguidos en esta temporada, la Copa de la Liga y la Liga Profesional.

El departamento de fútbol, en tanto, determinó que, luego del partido ante Racing, el plantel entrene en noviembre (podría jugar algunos amistosos), para tener vacaciones en diciembre y empezar la pretemporada el 2 de enero próximo en lugar a confirmar.

Además, uno de los integrantes del consejo del fútbol, se reunió con Adrián Rouco, representante de Valentín Barco y Marcelo Weigandt, para extender el contrato de ambos que vence el 31 de diciembre de 2023.

Rouco también representa al ídolo de Boca, hoy entrenador, Carlos Tévez, quien ayer se desvinculó de Rosario Central.

Por último, en la cabeza de Juan Román Riquelme (todavía no decidió si viajará a San Luis) hay dos temas por resolver en los próximos días: la renovación del arquero Agustín Rossi y la continuidad o no de Hugo Ibarra como director técnico.

De Rossi espera una respuesta a la nueva propuesta económica que se le presentó ayer a su agente y, en cuanto al entrenador, se evaluará su ciclo tras el partido del domingo.

Boca, bicampeón argentino, y Racing, subcampeón de la Liga, juegan por el Trofeo de Campeones el próximo domingo, desde las 17, en el estadio Parque de La Pedrera y con el arbitraje de Facundo Tello.