La inflación fue del 6,6% en febrero y acumuló 102,5% en los últimos doce meses

En el resultado influyeron la suba de la carne y de los lácteos, más los incrementos en algunos servicios regulados como prepagas, telefonía y servicios de cable. También impactó la inercia de los meses previos. Cuánto aumentaron los principales rubros

El Indec informó que la inflación de febrero llegó al 6,6% y al 102,5% en los últimos 12 meses. Frente a la meta oficial prevista a fines del año pasado, cuando la reducción transitoria a 5% mensual en el avance del índice de precios al consumidor (IPC) permitió pensar un sendero descendente en el primer semestre de este año, la tendencia se revirtió.

Al igual que el primer mes del año, la suba de precios estuvo impulsada por el aumento de varios precios estacionales y otros regulados, con una fuerte inercia de fondo. De este modo, la inflación superó el 100% interanual por primera vez en 32 años, desde 1991.

Del mismo modo que había ocurrido en enero, la influencia del valor de los alimentos, con una alza del 9,8%, muy por encima del nivel general, explica parte del resultado de febrero.

Ese fuerte aumento se basa, en parte, en el impacto en el precio de la carne, que comenzó su corrección a fines de enero pero impactó en los precios al consumidor esencialmente en febrero, tras la baja en los precios del 2022 por la fuerte sequía. Con subas que distintos relevamientos privados ubicaron en torno a 22% promedio, el aporte de la variación de la carne al IPC se habría acercado a los 2 puntos porcentuales.

La visión de los analistas

Según la proyección de la consultora Camilo Tiscornia & Asoc, “febrero suele ser un mes de inflación relativamente baja, pero no fue así este año. En gran medida, este comportamiento anormal se debió a la suba de 9,2% que tuvo el rubro de alimentos y bebidas, el de mayor ponderación”. La consultora explicó que “en líneas generales hubo una aceleración de todos sus principales componentes, pero el aspecto más destacado fue el aumento de 20% en la carne, proceso que ya se había iniciado enero y que se acentuó en febrero”, amplió. La consultora aguardaba un IPC de 6,2%.

También desde LCG subrayaron la fuerte suba del rubro “alimentos” durante el segundo mes del año, que según su medición anotó un alza del 6,8%, impulsada por los ajustes que se dieron en las carnes (11,3%) y los productos lácteos (8,2%).

En tanto, Eco Go, la consultora que dirige Marina Dal Poggetto, la inflación del mes pasado se ubicó en 6,4% pero con un incremento de la llamada “inflación núcleo”, es decir, que no tome en cuenta ni los precios regulados ni los estacionales, de 6,6%, lo que indicaría la persistencia de la inercia de la suba de precios.

Una décima por debajo se colocó el dato de la consultora Ecolatina, que estimó un alza de 6,3%, lo que llevaría a 101,9% la variación interanual. “El rebote inflacionario de enero se estaría consolidando, traccionado especialmente por el impacto del traslado al consumidor del salto en los precios de la hacienda vacuna, junto con los incrementos pautados en prepagas, telefonía móvil y servicios de cable”, afirmó el economista jefe de la consultora, Santiago Manoukian.

A su vez, la la agencia Reuters hizo su propio sondeo, que arrojó un dato de 6,2%, de acuerdo a la mediana de las estimaciones entre 17 analistas locales y extranjeros.

“La inflación de febrero volvería a marcar una suba respecto al mes previo, en este caso cercana al 6,5% y con gran influencia del componente alimentos, principalmente carnes”, indicó Jerónimo Montalvo, economista de Empiria Consultores.

Las proyecciones de los analistas encuestados oscilaron entre un avance mínimo y máximo de 5,7% y 6,5%, respectivamente. Por su parte, la estimación de variación interanual a febrero alcanzó una mediana de 101,7%. “Detrás de nuestro pronóstico hay una inflación mensual del 6% en febrero, lo cual es consistente con la inflación anual aumentando a 101,3% interanual desde el 98,8% interanual registrado en enero”, señaló Goldman Sachs.

El resultado del sondeo se encuentra en línea con el último relevamiento de expectativas de mercado (REM) que realiza el Banco Central, según el cual el IPC del segundo mes del año sería de 6,1%, mientras que llegaría a un 99,9% en diciembre próximo.