La boda de Alejandro Fantino y Coni Mosqueira: invitados, looks y la palabra de los recién casados

El periodista y la modelo celebraron su unión en una estancia de Cañuelas y hablaron con la prensa en su primera entrevista como marido y mujer

Durante la jornada del sábado, Alejandro Fantino y Coni Mosqueira celebraron su esperada fiesta de casamiento como la soñaron. En una imponente estancia en la localidad de Cañuelas, rodeados por sus seres queridos y disfrutando cada instante como si fuera el último. Luego de la ceremonia oficiada por Gabriel Rolón, apenas pasadas las 17, salieron a saludar a la prensa y compartir su alegría a través de las cámaras

Primero se besaron, mostraron sus anillos y posaron para los flashes. Y luego sí, dijeron algunas palabras hasta lo que le permitía la voz quebrada por la situación. “Te presento a mi esposa, Coni Mosqueira”, bromeó el conductor de Animales Sueltos luego del saludo de Alejandro Guatti, cronista de A24. Por su parte, la modelo dijo estar algo más tranquila: “Viví con mucha ansiedad hasta la ceremonia, ahora todo felicidad”, contó la bahiense. “Estoy muy emocionada, cuando vi a la familia, a todo el escenario armado, a la música, vos ahí que sos un bomboncito”, enumeró, romántica, mirando a su flamante marido.

Los dos manifestaron su felicidad y su emoción a flor de piel, recién salidos de la ceremonia que ofició el analista Gabriel Rolón, amigo del conductor. Fantino se mostró especialmente conmovido por la ausencia de su padre, fallecido hace poco más de dos años y de quien habla en tiempo presente. “Tiene una concepción del festejo y la alegría que está acá, acompaña, se ríe con vos”, afirmó. Y para tenerlo todavía más cerca, adelantó uno de los números musicales de la fiesta. Contó que le pidió al cantor Ariel Ardit que prepare con un sexteto cuatro tangos del repertorio que él escuchaba de chico en compañía de su padre.

“Él es muy compañero, muy romántico, divertido, tiene un interior, siempre te sorprende con historias que saca de la galera”, señaló en relación al periodista. En ese momento, ambos recordaron el ritual en el que se comprometieron, a orillas del Mar Egeo y dieron detalles de la luna de miel, que tendrá lugar en enero próxima y en la que visitarán destinos poco convencionales: Egipto, Estambul, Maldivas, Nepal y Dubái

Respecto a la fiesta, Fantino aseguró que esperan que dure hasta la una de la mañana del domingo y que mañana habrá un almuerzo con los más íntimos. “Todo está ordenado para que se disfrute”, señaló, y se permitió bromear con el espíritu festivo de su familia política: “No parece que nacieron en Bahía Blanca, parecen andaluces”, ironizó, antes de saludar a sus colegas, posar por última vez ante los flashes y perderse en el interior de la fiesta.

Unos de los primeros en llegar fueron Daniel Vila, presidente de América y su esposa, Pamela David. Ambos se mostraron felices por la celebración de la boda de Alejandro y Coni, ya que comparten con el periodista una profunda relación de amistad desde hace muchos años.

Alejandro y Coni llegaron a la estancia Villa María de Cañuelas en la tarde del viernes. Durmieron juntos en una suite de la mansión. Sin embargo, como marca el protocolo, ambos se separaron en horas del mediodía para comenzar a prepararse para la ceremonia. Desde entonces, todo fueron nervios y ansiedad hasta que volvieron a verse, vestidos de gala y dispuestos a transitar uno de los días más importantes de sus vidas. El diputado Facundo Manes llegó acompañado por su esposa, Josefina Sicoli, a la estancia Villa María. Siempre de buen humor, el neurocientífico se mostró dispuesto a disfrutar de la agradable velada