Laguna Brava: bloquearon una obra que avanzaba sobre una cancha

Más de 200 vecinos del barrio Laguna Brava impidieron ayer que se construya una pared, perteneciente a una biblioteca popular, sobre un predio deportivo. Hubo tensión entre los residentes y la Policía de Corrientes. Habrá una reunión con el Municipio para resolver el conflicto.

Alrededor de 250 vecinos del barrio Laguna Brava se congregaron ayer al mediodía en la cancha de fútbol 11 “Esteban Aguirre” para detener el avance de una edificación sobre el espacio deportivo. Hubo momentos de tensión entre los residentes, la Policía y los referentes de una biblioteca popular implicados.

Tras casi ocho horas de negociación, las partes involucradas acordaron reunirse el jueves para dirimir definitivamente la disputa. “No estamos en contra de que se levante una biblioteca, sólo queremos que la construcción no le reste metros cuadrados al campo de juego”, repitieron los vecinos.

EL REFERENTE VECINAL JULIO MACIEL INTERVINO EN LA DISPUTA.

El terreno en disputa está ubicado en la intersección de las calles Madariaga y 6 de Mayo de la barriada ubicada al Este de la ciudad, a 13 kilómetros del centro capitalino. En este punto está ubicada una cancha de fútbol que está destinada, según los vecinos, hace más de 80 años a las actividades recreativas. “No estamos en contra de los trabajos, sólo queremos evitar que se avance cinco metros hacia dentro de la cancha. Esperamos al Intendente (Eduardo Tassano)”, declaró Gabriela Bravo, en una entrevista con época.

Vale recordar que el Concejo Deliberante aprobó una resolución en 2019, a través de la cual donó un sector a la Asociación de la Biblioteca Popular “Coembá Porá” para que construya allí una sede. Y esta decisión, según manifestaron referentes barriales, nunca fue informada. Recién fueron anoticiados el 7 de octubre, cuando divisaron los primeros movimientos de obreros y materiales. Y ayer al mediodía todo escaló cuando zanjaron una parte del campo deportivo con intenciones de edificar una pared. Inmediatamente, los vecinos montaron un bloqueo para impedir la llegada de los materiales de construcción.

“Por suerte no hubo hechos de violencia y se pudo llegar a un acuerdo. Hay una voluntad política de no avanzar con la obra en el espacio de la cancha”, sostuvo ayer Julio Maciel, presidente del Foro de Organizaciones Vecinales que intervino a favor de los habitantes de la zona.

Maciel remarcó que los vecinos no quieren que la cancha se toque. “Este jueves, desde las 10, habrá una reunión entre representantes municipales y referentes de la Comuna para avanzar a una solución. Pero en principio, se continuará con la edificación sin tocar el espacio deportivo”, sostuvo.

Vale mencionar que más de 150 vecinos firmaron hace un mes un petitorio para que se deje sin efecto la cesión del terreno municipal a la asociación civil. A la vez que solicitaron una audiencia con el Intendente.