Al menos tres fallecidos por el alud en un municipio cercano a Nápoles.

El desplazamiento de tierra se produjo por las fuertes lluvias el sábado en la pequeña ciudad de Casamicciola Terme, en el norte de Isquia. Los rescatistas encontraron el cuerpo de una niña de 5 o 6 años en un dormitorio dentro de un edificio derruido.

Al menos son tres las personas que murieron como consecuencia del deslizamiento de tierra en la isla italiana de Ischia, donde se decretó el estado de emergencia, según los últimos datos proporcionados por los equipos de rescate.

Los rescatistas encontraron el cuerpo de una niña de 5 o 6 años en un dormitorio dentro de un edificio derruido tras el alud provocado por las lluvias torrenciales en el municipio de Casamicciola Terme, en el golfo de de Nápoles, según informó la agencia de noticias Ansa.

También a una adulta mayor cuya identidad aún no se ha determinado, que será trasladada a la morgue del hospital Rizzoli, informó ‘Il Messaggero’.

La primera víctima mortal fue identificada como una mujer de 31 años y fue encontrada el sábado a poco de ocurrido el alud.

Siguen buscando personas desaparecidas
Siguen buscando personas desaparecidas.

El ministro de Protección Civil y Políticas Marinas, Nello Musumeci, confirmó que la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, se desplazará en los próximos días a la zona afectada, según informó el diario ‘Corriere della Sera’.

Las autoridades italianas decretaron el estado de emergencia para Ischia, así como una dotación de dos millones de euros para ayudar a la región afectada, donde más de 160 personas han sido desplazadas de sus hogares.

Entre los nueve desaparecidos, según informó el prefecto de Nápoles Claudio Palomba, hay un matrimonio con tres hijos y un migrante búlgaro con nacionalidad italiana, según ha informado la agencia de noticias Adnkronos.

Los daos materiales son cuantiosos
Los daños materiales son cuantiosos.

La primera víctima fatal confirmada fue Eleonora Sirabella, de 31 años, que vivía con su pareja, aún desaparecida, en la zona de Rarone, una de las más afectadas por el lodo que irrumpió de pronto, cuesta abajo hasta el mar.

Rescatistas trabajaron toda la noche del sábado en Casamicciola con la esperanza de encontrar a los desaparecidos de la avalancha que arrasó autos y casas, invadió los barrios y destrozó hogares o los dejó inaccesibles, pero el fuerte viento que sopla en la isla dificulta las operaciones que continuaban de cualquier forma, según reportó la agencia italiana ANSA.

El daño es enorme. El deslizamiento de tierra descendió desde el monte Epomeo, detrás del caserío de la isla, como sucedió en noviembre de 2009, y arrastró cantos rodados y escombros que provocaron destrozos y derrumbes.

El Consejo de Ministros se reunía este domingo en el Palacio Chigi, para examinar el siguiente orden del día: una declaración del estado de emergencia como consecuencia de los fenómenos meteorológicos excepcionales ocurridos en el territorio de la isla de Ischia.

“Esperamos que el gobierno nombre un comisionado extraordinario también para el aspecto hidrogeológico, el estado de desastres y fondos adicionales”, dijo el presidente de la Región de Campania, Vincenzo De Luca, entrevistado en RAI News.