Ascendió a 31 la cifra de muertos en Nueva York tras el paso de la tormenta Elliot

17 personas fueron encontradas en la calle, 7 fallecieron por la falta de calefacción, tres fueron halladas en un vehículo, otras tres murieron por problemas cardíacos y una porque el servicio de emergencias médicas no pudo llegar a tiempo

El número de muertos en Nueva York por la tormenta invernal Elliot que ha afectado a Estados Unidos en los últimos días aumentó a 31, de acuerdo con Marc Poloncarz, máximo responsable político del condado de Erie, el más afectado en este estado.

De acuerdo con un tuit de Poloncarz, 17 personas fueron encontradas en la calle, 7 fallecieron por la falta de calefacción, tres fueron halladas en un vehículo, otras tres murieron por problemas cardíacos y una porque el servicio de emergencias médicas no pudo llegar a tiempo.

“Muy tristemente, el médico forense ha confirmado otras 3 muertes. El total es ahora 31″, señaló Poloncarz, que este martes ofreció una conferencia de prensa en la que informó que la policía militar y la estatal trabajan en conjunto para mantener a la gente alejada de las carreteras cubiertas de nieve en Búfalo, la ciudad más afectada del condado, donde se registró el mayor número de fatalidades, con 27 muertes.

Esta cifra en Búfalo podría aumentar a medida que continúan las labores de limpieza.

De acuerdo con el responsable del condado, algunas personas están violando la prohibición de conducir en Búfalo.

El número de muertes ya supera las ocurridas durante otra tormenta en 1977, que cobró la vida de 29 personas, según medios locales.

Poloncarz indicó además que más de 7.000 trabajadores continúan sus esfuerzos para restaurar la energía en los hogares de Erie afectados por los apagones causados por Elliot, que dejó a su paso más de 50 muertos en el país durante las fiestas navideñas, la mayoría en Nueva York.

Ya algunas carreteras del condado de Erie fueron reabiertas este martes y se espera que las restantes lo hagan este miércoles, según la gobernadora Kathy Hochul.

El este y el sur de EEUU experimentaron este martes una subida de temperaturas al amainar la tormenta, mientras que otro frente frío llegó a la costa oeste con nieve y lluvias, informó el servicio meteorológico nacional (NWS, por sus siglas en inglés).

No obstante, pese al fin de Elliot, el caos aéreo continúa a pocos días de otra festividad, la de Año Nuevo, con más de 3.000 vuelos cancelados este martes, según el portal Flight Aware, dejando en tierra a miles de pasajeros que tenían previsto viajar durante las vacaciones.

Los más afectados son los usuarios de la aerolínea Southwest, que es la responsable del 63 % de las cancelaciones y cuyas líneas de atención telefónica están saturadas.

Investigarán a Southwest

Las autoridades federales abrirán una investigación contra la aerolínea Southwest por la cantidad de vuelos cancelados, en comparación con las otras compañías de transporte.

Un día después de que la mayoría de las aerolíneas estadounidenses se recuperaron de la tormenta, Southwest suspendió otros 2.600 vuelos en la costa este hasta media tarde. Esos vuelos representaban más de 80% de los 3.000 viajes cancelados el martes en todo el país, según el servicio de seguimiento Flight Aware.

La aerolínea también canceló 2.500 vuelos para el miércoles y casi 1.400 para el jueves.

En los aeropuertos donde opera Southwest, los clientes hacían largas filas con la esperanza de encontrar un asiento en otro vuelo. Algunos intentaron alquilar carros para llegar antes a sus destinos. Otros encontraron sitios para dormir en el piso. Las maletas se amontonaban en pilas enormes.

Conrad Stoll, un obrero de la construcción jubilado de Missouri, tenía previsto volar de Kansas City a Los Ángeles para asistir al cumpleaños número 90 de su padre, hasta que su vuelo de Southwest fue cancelado a primera hora del martes. Dijo que tampoco podrá ver a su madre de 88 años.

“Fui allá en 2019, y ella me miró y me dijo: ‘No voy a volver a verte’”, relató Stoll, quien tiene 66 años.

El gobierno estadounidense prometió examinar si Southwest está cumpliendo con su plan de servicio, según un tuit del Departamento de Transporte, que consideró “inaceptables” las cancelaciones y retrasos de la empresa así como la falta de respuestas adecuadas a los clientes.

El presidente estadounidense, Joe Biden, por su parte, aseguró en un tuit que su administración estaba trabajando para que las empresas “asuman sus responsabilidades”.