Brasilia se blinda y duplica los agentes de seguridad en las sedes de los tres poderes del Estado

La seguridad se ampliará en la llamada Explanada de los Ministerios, que pasará de tener 248 a 500 agentes. El objetivo de la medida es alcanzar un “máximo de tranquilidad y una seguridad firme”, dijeron las autoridades.

Brasilia anunció el aumento del número de policías militares frente a la sede de los poderes públicos para reforzar en forma permanente la seguridad después del intento de golpe de Estado.

La medida fue dispuesta a 8 días del asalto de cientos de seguidores radicales de Jair Bolsonaro contra el Congreso Nacional, el palacio presidencial y el edificio de la Corte Suprema.

La gobernadora del Distrito Federal, Celina Leao, dijo que “de inmediato” el número de agentes pasará de 248 a 500 policías militares destacados en los alrededores de la llamada Explanada de los Ministerios y de las sedes de los tres poderes públicos.

Brasilia se blinda para mantener “una seguridad firme”

Leao asumió el despacho luego de que el gobernador Ibanéis Rocha fuera destituido temporalmente, mientras se determina por qué falló la seguridad el 8 de enero pasado.

El aumento del número de agentes desplegados en el corazón de la capital se decidió “para que podamos tener el máximo de tranquilidad y una seguridad firme”, afirmó Leao en rueda de prensa junto con el presidente de la cámara, Arthur Lira, y el viceministro de Justicia, Ricardo Cappelli.

Fuerzas de seguridad montadas a caballo montan guardia frente al Palacio Planalto, en Brasilia (Foto de archivo: REUTERS/Amanda Perobelli)
Fuerzas de seguridad montadas a caballo montan guardia frente al Palacio Planalto, en Brasilia (Foto de archivo: REUTERS/Amanda Perobelli)

La seguridad del Distrito Federal se encuentra bajo control del Ejecutivo federal por decreto presidencial desde el 8 de enero, cuando seguidores de Bolsonaro invadieron y saquearon el Palacio del Planalto, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal.

Más de 2000 personas fueron arrestadas, de las que 1159 se encuentran aún detenidas, de acuerdo con el último balance oficial. Más de 800 ya pasaron por audiencias preliminares.

Detuvieron a un sospechoso de financiar y organizar el asalto de Brasilia

En tanto, la policía federal lanzó una operación este lunes en Río de Janeiro para detener a tres sospechosos de financiar y organizar los eventos vandálicos del 8 de enero, el bloqueo de carreteras y manifestaciones antidemocráticas frente a instalaciones militares.

Los efectivos detuvieron a un hombre, mientras que otros dos siguen prófugos. Durante la operación, la policía aprehendió además teléfonos, computadoras y documentos.

Cappelli, designado como interventor para la seguridad de Brasilia por el Ejecutivo, dijo este lunes que las investigaciones buscan determinar si hubo “profesionales” entre los invasores a las sedes de los tres poderes.

”Había hombres en campo con conocimiento del terreno, tácticas de combate y características profesionales entre medio de los manifestantes”, dijo el interventor citando a un sargento herido en la revuelta.