Terroristas de Al Shabab atacaron un hotel en la capital de Somalia.

Los yihadistas atentaron en un establecimiento muy popular entre los diputados del Parlamento. No se registraron víctimas.

Terroristas del grupo Al Shabab atacaron este domingo un hotel situado cerca del palacio presidencial de Mogadiscio, la capital de Somalia, según informaron la policía y testigos, que reportaron haber escuchado explosiones y tiroteos en el centro de la ciudad.

“Un grupo de combatientes de Al Shabab atacó un hotel comercial en el distrito de Bondhere y las fuerzas de seguridad entablaron un combate para eliminarlos”, indicó en un comunicado el portavoz de la policía nacional, Sadik Dudishe.

El agente informó que muchos civiles y funcionarios fueron rescatados del hotel Villa Rose, un establecimiento muy popular entre los legisladores en un área segura de la capital, cercana a la oficina de la presidencia.

Los testigos relataron que escucharon fuertes explosiones y tiroteos.

“Yo estaba cerca del Villa Rose cuando dos fuertes explosiones sacudieron el hotel. Hubo un intenso tiroteo. El área fue acordonada y ahí vi a personas huyendo”, contó Aadan Husein.

El grupo Al Shabab -afiliado a Al Qaeda que intenta desde hace 15 años derrocar al gobierno- reivindicó el ataque.

La Misión de Transición de la Unión Africana en Somalia (ATMIS, por sus siglas en inglés) condenó el ataque y “felicitó (…) a las fuerzas de seguridad somalíes por su rápida respuesta que evitó nuevas víctimas y daños materiales”, en un mensaje en Twitter.

También en las últimas horas el secretario de Estado para el Medio Ambiente del país, Adam Aw Hirsi, denunció en sus redes sociales que logró escapar ileso de un atentado con bomba cerca de su domicilio en la capital somalí.

Estos incidentes suceden después de que el Ejército somalí, con apoyo de Estados Unidos, haya incrementado el ritmo de sus operaciones contra el grupo yihadista, uno de los más temibles de África, dentro de la “guerra total” declarada por el presidente somalí, Hasan Sheij Mohamud.

El ataque yihadista perpetrado el pasado mes de agosto a un hotel de Mogadiscio, que duró 30 horas, se saldó con 21 muertos (AFP)El ataque yihadista perpetrado el pasado mes de agosto a un hotel de Mogadiscio, que duró 30 horas, se saldó con 21 muertos (AFP)

Sin embargo, Al Shabab continuó perpetrando ataques en los últimos meses.

Un atentado con dos autos con explosivos ya había provocado 121 muertos y 333 heridos el 29 de octubre en Mogadiscio. Se trató del atentado más mortífero en la nación del Cuerno de África en cinco años.

Un triple atentado en la ciudad central de Beledweyne a principios de ese mes dejó 30 muertos, incluidos funcionarios locales, mientras que al menos 21 clientes de un hotel de Mogadiscio murieron en un asedio de 30 horas en agosto.

En 2022, al menos 613 civiles murieron y 948 resultaron heridos a causa de ataques violentos en Somalia, atribuidos a Al Shabab, según Naciones Unidas. Las cifras son las más altas desde 2017 y suponen un aumento de más del 30% respecto al año pasado.

Con información de AFP y Europa Press