Desde Defensa Civil destacaron que la detección temprana de focos ígneos está funcionando ante el alto riesgo de incendios

Así lo expresó Bruno Lovinson, subdirector de Defensa Civil, al brindar detalles respecto al trabajo que realizan desde el Comando Operativo de Emergencias.

Este miércoles Provincia dejó oficialmente habilitada la nueva Sala de Operaciones, es decir la oficina de coordinación del Comando Operativo de Emergencias (COE), desde donde se definen distintas acciones para hacer frente a eventuales focos ígneos y para su prevención, con la implementación de equipos de última tecnología.

Bruno Lovinson, subdirector de Defensa Civil, en diálogo con Punto de Referencia se expresó al respecto de esta nueva área y explicó cómo funciona y las labores que allí se realizan respecto a detección de posibles incendios y combate de focos ígneos en la provincia.”El Comando es el encargado de la distribución de las tareas que se van a llevar a delante dentro de la provincia en torno a la lucha contra el fuego. Nosotros llevamos adelante la coordinación de tareas en el terreno”, indicó. 

“Es un centro de monitoreo, donde a través de tecnología podemos llevar adelante la lucha temprana, la interacción con las seis secciones de bomberos de la provincia, la policía y los municipios. Dentro del comando hay dos estaciones importantes: la primera hace a la detección de puntos calientes y mapeo satelital de la provincia para determinar los puntos de incendios por GPS, para distribuir esto a las instituciones que trabajan en terreno; también trabajamos con la parte meteorológica a corto y mediano plazo, ya que todo esto nos da mayor posibilidad de coordinar con otras acciones o instituciones para bajar a terreno los equipos necesario”, detalló. 

En este sentido, precisó el procedimiento a partir del cual se establecen los datos que muestran la ubicación exacta de los focos activos. “La detección temprana se hace de manera visual, o a través de un satélite, o por torre. Eso se envía, y se triangula y hace que se pueda tener localizada la posición del evento para localizarla. De ahí se manda al terreno y nos permite un análisis de datos en tiempo real que favorece a una dinámica muy importante en el terreno de lucha contra el fuego”. 

Al ser consultado respecto a cómo proceder en caso de visualizar humo o un incendio sobre ruta y desconocer a que jurisdicción corresponde notificar, Lovinson señaló que a partir de una red de coordinación, los ciudadanos sólo deben dar aviso al servicio de emergencia y desde allí se realiza la articulación con bomberos y diferentes fuerzas. “La primera atención del terreno es en los municipios. Lo primero que hay que hacer es activar el 100, 101 (en el interior) 103 (Defensa Civil) 911, y de ahí se activa el procedimiento. Depende de cómo se vaya dando la situación se va viendo cuál es la mejor manera de actuar a través de bomberos y de las brigadas de incendios (en 9 localidades)”, remarcó. 

“En principio tenemos 1300 bomberos voluntarios, y hemos desplegado en terreno 32 camionetas de brigadas forestales en Ituzaingó, Santo Tomé, Curuzú, Mercedes, Saladas, Monte Caseros, y estas camionetas ya están trabajando codo a codo con los bomberos voluntarios”, agregó. 

En referencia a la coordinación con privados y los trabajos de prevención que son parte de la responsabilidad particular, Lovinson destacó que se registró un aumento en cuanto a la conciencia y las medidas preventivas. “En principio hay un cambio de paradigma posterior a los incendios del verano. Gran parte de los empresarios y privados hicieron un mea culpa por la situación que se atravesó. A través de las reuniones que se dieron con la Asociación de Sociedades Rurales y vemos que hay mayores contrafuegos, hay mayores capacitaciones, y se ha mejorado el sistema de autor protección de los campos. Muchos han invertido en equipamiento de lucha contra el fuego, a tal punto, que hemos avanzado en capacitaciones para atender en un primer momento ante cualquier emergencia”, afirmó. 

“Hoy trabajamos con empresas que han puesto a disposición equipos que tienen para poder avanzar en la lucha contra el fuego, que en muchos casos sucede de forma accidental. Este tipo de estrategias, habiendo tenidos incendios muy importantes nos ha funcionado”, resaltó. 

LA SITUACIÓN ACTUAL EN LA PROVINCIA 

“Estamos con focos ígneos en zona sur de Curuzú y hay otros que estaban en vigilia y hoy están activos. Entendemos que mañana (este jueves 29) el resto de la provincia estaría en un riesgo de fuego alto y al no tener una posibilidad de precipitaciones la provincia va a volver a tener un índice extremo y eso se debe a la falta de precipitaciones ya que vamos a tener un 40% menos de lluvia que años anteriores”, advirtió. 

En este sentido, resaltó la importancia y necesidad de continuar con acciones preventivas: “La detección temprana está funcionando. El Comité viene funcionando hace por lo menos 60 días y hoy se logró activar la oficina de información y análisis y hemos podido detectar mucho más rápido los incendios y llevarlos a control mucho más rápido. Con las campañas de prevención, con el equipamiento y con los recursos, estamos con una provincia mucho más preparada”. 

DENUNCIAS POR QUEMAS

“La policía ha hecho más de 400 contravenciones y ha judicializado a más de 100 personas por sus hechos durante este año y eso también hace a que vayamos cambiando y sumando a la lucha contra el fuego”, finalizó.