Mercadito del Puerto: una escribana relevó a todos los puesteros para avanzar en su reubicación

Los trabajadores deberán dejar el lugar para el próximo sábado 19. Deberán trasladarse a Gregorio Pomar al 800 durante 8 meses hasta que concluyan las obras que se realizan en el predio. 

Una escribana de la Municipalidad de Corrientes recorrió este jueves el mercadito del puerto y relevó a cada uno de los puesteros  para avanzar con el traslado de los trabajadores  a un predio ubicado frente a un hipermercado, por calle Pomar.

La profesional anotó todo lo que tenían cada uno de los puesteros. Fue puesto por puesto, leyó hoja por hoja, según indicaron testigos en el lugar.

Luego cada trabajador decidía si firmaba o no el documento que le garantiza un lugar en el predio por calle Pomar y además, el regreso al puerto pero sin fecha determinada ya que lasobras en el lugar podrían demorar 8 o 9 meses. 

Entre los puesteros hay quienes firmaron sin objeción alguna y otros decidieron esperar. Lo cierto es que el puerto  debe ser desalojado para el próximo sábado 19,  ya que pretenden realizar ahí un edificio de dos plantas. En el primer piso habrá un paseo gastronómico independiente de la planta baja donde se ubicarán los puesteros.

El compromiso es que cada local será moderno y contará con todos las comodidades que los trabajadores no tienen.

De acuerdo a la Municipalidad son57 los puesteros que hace 35 años se encuentran en el lugar.  Sin embargo, los feriantes no reconocen a una de las puesteras y solo contabilizan 56. 

El mercadito se instaló en el puerto en 1987 durante la gestión de la intendenta liberal Ana María Pando.  Se los reubicó en ese lugar ya que antes estaban en el mercado de la peatonal Junín que fue demolido para construir la actual plaza Vera.