Rodríguez Larreta desembarca en el Consejo de la Magistratura y el kirchnerismo intenta quedarse con una silla que hoy tiene la oposición

El diputado Álvaro González, cercano al jefe de Gobierno porteño, asumirá en lugar de Pablo Tonelli. El Frente de Todos ahora quiere el lugar que deja la diputada del Interbloque Federal Graciela Camaño

El Consejo de la Magistratura entrará en las próximas horas en una nueva discusión entre el oficialismo y la oposición. Luego del fallo de la Corte Suprema que derivó en una cambio en la conformación del organismo y las disputas para lo que fue la designación de los consejeros, la próxima semana el organismo que tiene como tarea nombrar y sancionar a los jueces así como la administración del Poder Judicial entrará en una nueva disputa.

Los consejeros del Poder Legislativo deberán renovar sus lugares el próximo 18 de noviembre. Hay cuatro sillas que están ocupadas por legisladores del Frente de Todos y otras tres de Juntos por el Cambio. Y hay una octava que es para el Interbloque Federal.

Aunque buena parte de los legisladores se mantendrán en el Consejo, hay dos cambios que marcan por un lado las internas en Juntos por el Cambio y, por el otro, el avance del kirchnerismo sobre el organismo.

Hay dos legisladores que están cumpliendo su mandato de 4 años y, aunque por un vericueto legal podrían renovar su lugar, definieron no continuar. Uno es el diputado del PRO, Pablo Tonelli, quien confirmó que no va a continuar y señaló que en su lugar el bloque había definido que sea el diputado Álvaro González.

Este cambio no solo muestra la salida de una espada del macrismo en el Consejo sino que marca el desembarco del larretismo en el organismo. “Es el primer representante que responde políticamente a Horacio Rodríguez Larreta que se sienta en la mesa en la que se definen los nombramientos y los castigos de los jueces. Sólo no puede hacer nada, pero es un paso”, explicó una fuente del Consejo a Infobae.

Pero el cambio más importante va a estar dado por la salida de Graciela Camaño y quien pueda ocupar su lugar. La legisladora ingresó mediante un acuerdo entre lo que en ese momento era el bloque del Frente Renovado y el kirchnerismo. Pero hoy Camaño es miembro del Interbloque Federal y el massimo está dentro del bloque del Frente de Todos, conformando la primera minoría por lo que le correspondería dos lugares y sólo tiene uno que ocupa la diputada Vanesa Siley.

La pelea está lanzada y el oficialismo está decidido a ir por ese lugar que hoy ocupa una legisladora de la oposición. “Son dos sillas para la primera minoría por lo que nos corresponde”, señala un diputado kirchnerista. “Se trata de lo que dice la ley”, agregó otra fuente del bloque del Frente de Todos.

Uno de los nombres que circula para poder ocupar ese lugar es el de Rodolfo Taihlade, aunque en el FdT aclararon: ”No hay nombres definidos, lo que sí es que nos quedamos con los dos consejeros que nos corresponden”.

En el Interbloque Federal pretenden enfrenar esa decisión del kichnerismo y señalan que no hay ningún tipo de conversaciones con el oficialismo para encontrar una solución antes del 18 de noviembre.

“Creo que nuestro Interbloque Federal tiene derecho a ocupar un lugar en el Consejo de la Magistratura. Nos corresponde, más allá de que otros bloques o interbloques lo nieguen. Es legítimo que la conformación del Consejo, en términos de su representación parlamentaria, refleje ampliamente la pluralidad que existe en el Congreso. Nosotros no estamos ni estaremos con el Frente de Todos ni con Juntos por el Cambio”, dijo a Infobae Alejandro “Topo” Rodríguez, presidente del Interbloque Federal.

La mirada de Rodríguez y su gente es que tienen que tener representatividad por más que la “letra fría” diga que ese lugar es para la primera minoría.

El resto de los lugares será para la continuidad de la radical Roxana Reyes, que asumió en abril, y la senadora también radical Silvia Giacoppo, en representación de Juntos por el Cambio. Por el Frente de Todos están los senadores Martín Doñate, María Ines Pilatti Vergara y Mariano Recalde, más la diputada Vanesa Siley que podría sumar a un o una compañera de bloque en la octava silla que es ocupada por la diputada Graciela Camaño.