Coparticipación: luego del fallo de la Corte, la Ciudad votará este viernes la baja de impuestos

El vicepresidente de la Legislatura, Emmanuel Ferrario, informó que ya ingresó el proyecto que quita el impuesto a las compras con tarjetas de crédito.

El vicepresidente de la Legislatura porteña, Emmanuel Ferrario, confirmó que este viernes se trata el proyecto para bajas de impuesto  como había anunciado Horacio Rodriguez Larreta tras el fallo de la Corte Suprema que le devolvió a la Ciudad de Buenos Aires los fondos de coparticipación que le había sacado la Nación.

“Firmé la convocatoria a sesión extraordinaria para mañana viernes 8:30 en la Legislatura. Se tratará el proyecto enviado por Horacio Rodríguez Larreta para bajar impuestos tras el fallo de la Corte a favor de la Ciudad. Frenamos los atropellos del gobierno nacional y cumplimos nuestra palabra”, escribió Ferrario en su cuenta de Twitter y adjuntó el proyecto de Ley que mañana se votará.

En el proyecto de Ley se destaca que las modificaciones propuestas sobre los impuestos son parte “del compromiso asumido por este jefe de Gobierno en cuanto a que inmediatamente se restituya en su totalidad o en parte los fondos que, de manera arbitraria e ilegal le fueron quitados, se recompondrían los efectos de las decisiones que en materia tributaria se tornó necesario tomar”.

Aunque el oficialismo tiene mayoría en la Legislatura porteña, necesitará del apoyo de la oposición para sacar adelante el proyecto. Como se trata de cuestiones tributarias, el reglamento exige tener el apoyo de los dos tercios de los legisladores (40). El bloque de Juntos llega a los 32 legisladores y, en consecuencia, necesitará ocho votos de la oposición.

Según indicó el diario Clarín, hace unos meses el Frente de Todos (FdT), la Izquierda y La Libertad Avanza se habían mostrado a favor de sacar el impuesto a las compras con tarjetas de crédito del 1,2%.

Cruces entre Nación y Ciudad tras el fallo

La decisión de la Corte Suprema provocó el enojo de la Casa Rosada, que esperaba demorar la resolución hasta febrero después de la feria judicial, con el objetivo de “patearlo hasta diciembre” por tratarse de un año electoral.

El presidente Alberto Fernández afirmó que fue “un día aciago para el federalismo”, y sostuvo que el “tremendo” fallo de la corte suprema “genera una enorme desigualdad entre la ciudad más opulenta del país y el resto”.

El fallo fue también rechazado varios gobernadores peronistas, que entienden que se trata de una decisión que afecta el federalismo en el reparto de recursos coparticipables y llamaron al presidente a desconocer la decisión de la justicia.