Escándalo por un chat de jueces y funcionarios porteños por la visita a Lago Escondido.

Se difundieron chats en los que habrían intentado armar una versión común sobre el viaje que hicieron en octubre de este año. En la Fiscalía Federal de Bariloche sigue abierta la investigación por violación de deberes de funcionario público.

El contenido de las conversiones de un grupo de chat de Telegram entre jueces federales, funcionarios porteños y empresarios amenaza con transformarse en un escándalo. En los intercambios aparecen intervenciones que intentan armar una versión común sobre el viaje que hicieron a Bariloche y a la estancia del magnate inglés Joseph Lewis Lago Escondido en octubre de este año. Hay una causa iniciada por una denuncia de «violación de deberes de funcionario público, admisión de dádivas y tráfico de influencias» que sigue abierta en la Fiscalía Federal de Bariloche.

Los detalles de estos mensajes los dieron a conocer este domingo el diario Tiempo Argentino y el portal El Cohete a la Luna. Una fuente de la Justicia Federal de Bariloche, confirmó que la investigación, al contrario de lo que se afirma, sigue abierta.

De este grupo de Telegram participan -según las publicaciones- Pablo Casey, director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín y sobrino de Héctor Magnetto; el CEO de Clarín, Jorge Rendo; los jueces Pablo Yadarola, Julián Ercolini, Pablo Cayssials y Carlos Mahiques; el ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro; el consultor de medios Tomás Reinke; y el exSIDE Leonardo Bergroth.

En una de las publicaciones aparecen imágenes del chat y en la otra, audios.

Casey escribió, siempre de acuerdo con estas informaciones, «Muchachos, más allá de todo lo que paguen, quiero decirles que yo me encargo de todo porque es mi responsabilidad«. Yadarola le respondió: «Pablo, ni lo digas. Somos un grupo y fuiste más que generoso en la invitación».

Aparece preocupación por las imágenes que puedan haberse registrado en el aeropuerto de Bariloche, a la llegada del contingente, que fue hasta Lago Escondido, al sur del paraje El Foyel, en territorio rionegrino, por tierra, pero en algún momento de ese fin de semana viajaron en helicóptero (uno de los de Lewis, se supone, que tiene una empresa llamada Helipatagonia) hasta un centro de esquí en lo alto de algún cerro, que bien podría ser Baguales, de capitales qataríes.

A Cayssials se le ocurre algo para contrarrestar la información que dio a conocer Página 12 sobre el viaje: «Puedo conseguir una casa a la que fuimos a Bariloche. Es de un amigo que puede decir que nos la prestó. De paso si quieren el mes que viene vamos de verdad ahí y nos sacamos las fotos con él ahí y cerramos todo». Ercolini le contesta: «Si se consiguiera eso, sólo queda la idea de confabulación, que es la nada misma. Salvo que tengan más».

El grupo se llama «Operación de Página 12». Fue hackeado del teléfono de D’Alessandro y ofrecido desde un sitio de internet, según El Cohete a la Luna. Los participantes de este fin de semana en Lago Escondido sospechan que la información original se filtró desde la Policía de Seguridad Aeroportuario (PSA) contra cuyo director nacional, José Alejandro Glinski, apuntan.


Las frases más llamativas de los chats del grupo de Telegram


– Yadarola: «Eso no lo hacen sin una orden de la conducción política, José Glinski. Para anotarlo porque es el responsable».

– D’Alessandro: «Si en algún momento me tocara ser ministro de Nación, lo primero que hago es disolver la PSA«.

– Yadarola: «Estoy seguro que nos volvemos a cruzar en cualquier momento».

D’Alessandro: «Dame el gusto de ir a buscarlo con un patrullero nuestro que lo hago cagar».

– Carlos Mahiques: «Estoy caliente y motivado para hacer la denuncia penal al puto de la PSA. Conténganme porque se me acaba la paciencia».

– Bergroth: «Coco, cuando tengamos cerrado todo pasamos a la ofensiva. Todavía me parece que hay fuego de todos lados y de toda clase. Nos tenemos que juntar para la estrategia».

– Mahiques: «Estaría bueno instalar la idea de un espionaje con intervención de un organismo estatal de seguridad (la PSA) en los medios. Y enfatizar el fake de la noticia. Nos cargamos a la PSA. (…) Habría que hacerle llegar al PSA que le vamos a tirar con munición gruesa y que mejor no entregue nada más».

Aparecen insultos a periodistas como Hugo Alconada Mon, Raúl Kollman, Irina Hauser, Pablo Duggan, Carlos Pagni y Víctor Hugo Morales, de acuerdo con las dos publicaciones.


En imágenes: los chats del escándalo


 Las siguientes son imágenes de los chats publicadas por el portal «El Cohete a la Luna»

«Clases de pesca»
«Turismo»
Mención al vuelo a Lagos Escondido.