Las tres malas noticias que deberá enfrentar Javier Milei en su regreso a la Argentina

El gobierno de Javier Milei enfrentará las consecuencias de su propio ajuste fiscalista. En el mes de diciembre de 2023, la recaudación se desplomó en términos reales: solo aumentó un 17% mientras que la inflación fue del 25,5%, es decir más de ocho puntos por debajo del costo de vida. Fuentes de la AFIP aseguran que en enero se profundizará la caída por la parálisis de la actividad económica.

“En enero la recaudación viene mucho peor porque estamos ante un desplome del consumo por la inflación bestial que hay”, señalaron a A24.com fuentes del organismo recaudador que miran la evolución de los números.

Esto se produce en un contexto de previsiones inflacionarias severas para enero y un salto en el tipo de cambio, en el que se acentuaron las subas de los dólares financieros y el blue por efecto de la propia dinámica inflacionaria y la baja de las tasas de interés de los bancos.

El presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma (Fecoba), Fabián Castillo, aseguró que “el consumo cayó a pique en estos últimos días y no hay sector que no lo haya sufrido, especialmente comercios”.

Milei tiene la teoría de la V corta en 18 o 24 meses

El economista liberal Agustín Etchebarne, de la Fundación Libertad y Progreso, aseguró a A24.com que la recesión y la inflación se profundizarán porque es la consecuencia necesaria de la liberación de los precios relativos atrasados. “Es lo que hay que hacer para eliminar la inflación, si se hace gradualmente habrá 80% de pobreza”, señaló.

Pronosticó que “en 18 o 24 meses la economía hará una V corta, es decir una caída y luego un rebote y si en dos o tres años Milei no logró eliminar la inflación y reactivar la economía habrá fracasado”. Ese plazo parece demasiado largoen un país donde hay elecciones legislativas cada dos años y en el que se parte de un 45% de pobreza.

Etchebarne admite que no se bajaron impuestos a las Pymes o cargas patronales, como él hubiera querido, ni se eliminaron exenciones tributarias como en Tierra del Fuego, que totalizan el 5% del PBI ni se tocaron los 14 fondos fiduciarios que implican un 2% del PBI como el Procrear y que son muy poco transparentes y nada auditados.

¿Quién paga el ajuste? El centro de la tensión

Muchos sectores que votaron a Milei se preguntan ahora por qué, por ejemplo, Mercado Libre mantiene el subsidio de 100 millones de dólares anuales que se puso para promover la economía del conocimiento, con las enormes rentabilidades que tiene la empresa de Marcos Galperin.

El centro del debate político está en si el ajuste lo pagará la casta y los sectores más privilegiados de la economía o si eso solo es un camuflaje para hacer un ajuste severo a la clase media y baja: la hiperinflación incipiente licuará el gasto con aumento de ingresos por el impuesto inflacionario y congelamiento de gastos, salarios y jubilaciones.

Precisamente eso es lo que se discute en la ley ómnibus que el gobierno de Javier Milei está a punto de sancionar en la Cámara de Diputados, pero con demasiados recortes. Milei finalmente delegó en el ministro del Interior, Guillermo Francos, y en su asesor de marketing, Santiago Caputo, la negociación con los diputados de la oposición dialoguista.

Se apostaron en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, para negociar con la oposición, pese a que habían anticipado que no negociarían nada, sino que sólo harían mejoras al proyecto. El centro de la negociación es quien paga el ajuste: ¿la casta o la clase media y los jubilados?

El Gobierno cederá en más de 100 artículos, pero aún falta estudiarlos

Terminaron bajando más de 100 artículos porque de lo contrario la ley ómnibus se iba a convertir en una simple combi recortada. Martín Menem todavía ni siquiera pudo armar la estructura de la Presidencia de la Cámara baja y aun no le encontró un cargo a Eduardo “Lule” Menem, que lo ayuda a aprender la rosca parlamentaria.

Lule Menem había sido asesor de su padre, el ex senador Eduardo Menem. “Es el que más experiencia política tiene de todos en el bloque”, señalan. Diputados de La Libertad Avanza confiaron a A24.com que “todo está durísimo y las peleas internas son feroces entre todos”.

Finalmente, Francos, Caputo y Menem lograron que la oposición dialoguista, que no es el kirchnerismo, analice de aquí al martes unas cien modificaciones al proyecto original. Esto implicará que Milei no tendrá facultades delegadas por cuatro años sino por uno, como máximo, y sobre temas muy acotados, no sobre jubilaciones, seguridad, defensa e impuestos, entre otros recortes.

Sin superpoderes y sin recorte jubilatorio

También implicará que se eliminará la fórmula de movilidad jubilatoria actual, pero se la reemplazará por una automática que implique mantener el poder adquisitivo de los jubilados. Además, los diputados opositores dialoguistas se plantaron con la suba del 15% de las retenciones a las economías regionales y Pymes. Pero Milei enviará un proyecto para compensar ese freno con otras subas a otros sectores.

Francos y Caputo recibieron en primer término al jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, y a la diputada María Eugenia Vidal. Luego a Rodrígo De Loredo, de la UCR, y a Miguel Pichetto, de Hacemos Cambio Federal, que asistió con otros compañeros de su bancada.

“Hay disposición para llegar a un acuerdo y llevar el megaproyecto de ley al recinto la semana próxima. El Gobierno aceptó varias de nuestras sugerencias, se modificaron más de cien artículos”, dijo uno de los diputados cercanos a Ritondo. “De todas maneras, hay algunos puntos que debemos seguir discutiendo, pero hay voluntad de avanzar juntos en la redacción del dictamen final”, señaló.

El martes, dictamen, el jueves se votaría en Diputados: otros recortes

El acuerdo entre el Gobierno y los diputados opositores dialoguistas es firmar el martes próximo el dictamen de mayoría en el plenario de comisiones y el jueves llevarlo al recinto para la media sanción, que pasará al Senado.

Otras políticas que no admitirán los bloques opositores son la desregulación del sector pesquero, de biocombustibles que perjudicaba a las provincias que producen biodiesel, la reforma electoral de votación por circunscripciones, la reforma judicial, con el traspaso de la justicia nacional a la Ciudad y el uso de togas y martillos para los juicios por jurados.

Tampoco admitirán las privatizaciones de todas las empresas en un solo artículo (debe ser cada caso en una ley diferente), y el blanqueo de capitales: no permitirán que funcionarios K de los últimos cinco años entren en el perdón impositivo, algo que el proyecto de Milei permitía.

Los diputados de la UCR sospechan que existe connivencia entre Milei y la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex ministro de Economía Sergio Massa.

El DNU, frenado en la Justicia y con pronóstico reservado

Otro revés para el gobierno de Milei es el freno del DNU 70 en el Poder Judicial. La Corte Suprema recibió el amparo presentado por la CGT para impugnar la reforma laboral, que ya tiene una medida cautelar y está frenada.

De ese modo, la Corte sumó esta causa a la presentada por el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, que esta semana sorprendió por ser el primer mandatario que emitirá una cuasimoneda provincial para pagar el 30% de los salarios de las provincias. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, todavía no archivó esa idea y la merma de giros de la Nación podrían llevarlo a tomar esa decisión.

El 24, con el paro comienza la puja distributiva

De hecho, Kicillof endurece su discurso contra Milei y se sumará a la movilización de la CGT del 24 de enero próximo junto con La Cámpora. La central obrera inaugurará con el paro nacional de ese día la puja distributiva por los ingresos. El día anterior habrá movilizaciones de organizaciones piqueteras y en estos días podría haber paro de colectivos sorpresivos por la pelea salarial que se comenzó a desatar por el fogonazo inflacionario en todos los sindicatos.

El DNU también sufrió otro golpe de la Justicia. El fuero en lo Contencioso Administrativo habilitó el tratamiento de distintos amparos en diversos fueros, contra lo que había pedido el procurador del Tesoro, Rodolfo Barra. Esto implica que podrán multiplicarse las cautelares que suspenderían la acción del DNU mientras todo conduce a la Corte.

Mientras tanto, el peronismo junta números en el Congreso para buscar el rechazo liso y llano del DNU de Milei, que quedaría invalidado definitivamente. Sería el peor escenario para el presidente libertario.

Comentarios de Facebook