Rossi redobló los ataques contra la Corte Suprema y advirtió por un posible fallo contra Máximo Kirchner

El jefe de Gabinete expuso ante la Cámara Alta, alertó por una intervención del máximo tribunal en la asunción del diputado como presidente del Partido Justicialista. Dijo que la Justicia “es una de las instituciones que peor funciona en la Argentina”.

Agustín Rossi brindó su primer informe de gestión en la Cámara de Senadores desde que asumió como jefe de Gabinete y redobló el ataque del Gobierno a la Corte Suprema. Al mismo tiempo, advirtió por un posible fallo contra Máximo Kirchner en la asunción al Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires.

Luego, el jefe de Gabinete comenzó a responder las casi 650 consultas, en su mayoría de los legisladores de la oposición, en un contexto marcado por un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y la Corte Suprema de Justicia por la suspención de las elecciones a gobernador de San Juan y Tucumán.

Rossi le dedicó una buena parte de su primer informe de gestión a la Corte Suprema de Justicia por el fallo que suspendió las elecciones en Tucumán y San Juan. El jefe de Gabinete dijo que “la Justicia es una de las instituciones que peor funciona en la Argentina con los menores niveles de credibilidad y eso no es bueno para la democracia”.

El fallo contra Cristina es proscriptivo, porque nadie nos puede asegurar a nosotros que lo que hicieron en las elecciones en San Juan y Tucumán no lo hubiesen hecho en el caso potencial de que Cristina fuera candidata. Y que suceda en la Argentina lo mismo que sucedió con Lula en la elección que ganó Bolsonaro”, remarcó el funcionario.

Fue en ese momento en que se refirió a un posible fallo de la Corte Suprema que intervenga en la asunción de Máximo Kirchner a la presidencia del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. “Estemos preparados para todo. Estemos con la guardia alta”, advirtió.

Alineado con la vicepresidenta, el jefe de Gabinete se refirió a la Justicia como el “Partido Judicial”, al que definió como “una serie de fiscales y jueces cooptaron parte del funcionamiento del Poder Judicial y actúan como partido, no imparten Justicia”.

“Concentraron esa persecución en Cristina Kirchner. Como olvidarnos que Claudio Bonadío la citó 8 veces a indagatoria. La persecución judicial del Partido Judicial fue claramente sobre las figuras de la política”.

Rossi dijo que “la Justicia se entromete en competencias de otros poderes” y volvió a atacar a la Corte Suprema de Justicia por declarar inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura impulsada por Cristina Kirchner.

“No estaba dentro de sus facultades reponer una ley. Las leyes están vigentes o derogadas y para que estén vigente necesita una nueva ley. La Corte entendió que bastaba con su fallo para reponer una ley derogada”, agregó.

El intento de magnicidio a Cristina Kirchner

Sobre el cierre de su discurso, Rossi se refirió al intento de asesinato de la vicepresidenta ocurrido el 1 de septiembre de 2022, mientras Cristina Kirchner asentía en cada una de las palabras que esgrimía el jefe de Gabinete.

“Se presentó la pista de Milman (n de r: se refiere al diputado Gerardo Milman), todo se verificó menos lo que decía porque no hubo forma de verificarlo. La querella pide que se lo cite a él y a sus colaboradores. Tardan 40 días y llegan los teléfonos reseteados”, comenzó Rossi.

Luego, el funcionario agregó: “Ahora nos venimos a enterar de que una de las colaboradoras dijo que la directiva de hacer eso fue de Milman y en las oficinas de Patricia Bullrich, la presidenta del principal partido opositor que nunca condenó el hecho”, expresó.

“La verdad es que todo tiene que ver con todo y algo más nos tendrán que decir. Algo nos tendrán que explicar Milman y Bullrich. Por lo mínimo es entorpecimiento de la Justicia”, agregó.

Y cerró el tema: “Hay que desarmar este sistema de poder faccioso que no tiene legitimidad democrática, pero que toma acciones que determina y compromete el funcionamiento de la democracia en la Argentina”.

El informe de gestión de Agustín Rossi

En términos de gestión, el jefe de Gabinete señaló que el año pasado la desocupación fue del 6,3% y detalló que “en el interior del país están por debajo del promedio”, mientras que “en el Área Metropolitana de Buenos Aires están por encima”.

“La generación de trabajo ha sido potenciada en un 3%”, dijo Rossi en el inicio de su discurso, al mismo tiempo de que aseguró que el volumen de exportaciones fue récord en el año 2022. “Crecieron las cuatro ramas de la economía que tiene en cuenta el INDEC”, agregó.

El funcionario destacó el rol del estado “en épocas donde vuelven a surgir discursos donde creen que no sirve para nada y que todo tiene que pasar a estar en manos privadas, que históricamente han fracasado en nuestro país”.

En ese sentido, remarcó la intervención estatal en empresas como Trenes Argentinos YPF -adelantó que comenzará a exportar petróleo a Chile-, el trabajo que realiza el Gobierno en el Canal de Magdalena y anunció que el Gasoducto Néstor Kirchner se pondrá en funcionamiento a partir del 20 de junio.

“Reivindico la democracia y el respeto a los derechos humanos. Reivindico las libertadas, el poder elegir y ser elegido. No me sumo a lo que hacen aquellos que quieren utilizar a la democracia para destruir a la democracia”, señaló Rossi.

Respecto a la inflación, se explayó: “Cuando analiza el INDEC los primeros 15 días de enero de este año, la evolución de los precios era similar a la evolución de los últimos tres meses del año pasado. Parecía que empezaban a encontrar un sendero descendente. Después, en la segunda quincena de enero se dispara y llega a una velocidad más alta la aceleración de los precios. ¿Qué sucedió? El mercadotoma nota no de la sequía, sino de los efectos de la sequía y dice: ‘Al Gobierno le van a faltar 20 mil millones de dólares. Como el Gobierno no tiene estos 20 mil millones de dólares, va a tener que devaluar y como va a tener que hacerlo’; cosa que el Gobierno no hizo, lo que hace el mercado es fijar esos precios para adelantarse a esa devaluación”.

Agustín Rossi en el Senado: las consultas de los senadores

Tras el discurso de Agustín Rossi en el Senado, los jefes de cada bloque expusieron las más de 600 preguntas que le realizaron previamente.

Aunque las consultas abarcaron varios temas, la mayoría estuvieron centradas en la fuerte crisis económica que atraviesa la gestión del Frente de Todos que se refleja en una inflación que en abril no bajaría de los siete puntos y que en los primeros cuatro meses del año rozaría el 30%.

En paralelo, no pasó inadvertido el conflicto entre la Justicia y el Gobierno tras el fallo de la Corte Suprema a comienzos de semana que suspendió las elecciones del domingo en San Juan y Tucumán, en el tramo a gobernador, por las postulaciones de Sergio Uñac y Juan Manzur.

En línea con la amplia mayoría de la dirigencia del Frente de Todos, Rossi se manifestó en contra de la decisión del Máximo Tribunal e indicó que“el fallo viola la Constitución Nacional”.

En respuesta a una de las preguntas del senador Martín Lousteau, ratificó sus dichos: “Esta Corte Suprema es parte del Poder Judicial y toma decisiones en contra de la autonomía de las provincias, claramente en contra del sistema federal”.

Y agregó: “Alienta la persecución de dirigentes políticos y que toma decisiones que se atribuye lo que son potestades que son de los otros cuerpos que integran el sistema democrático”.

En ese contexto, el jefe de Gabinete adoptó una postura similar a la de su exposición el pasado 29 de marzo en la Cámara de Diputados , en la que prevalecieron los análisis y las opiniones de carácter político por sobre las técnicas, algo que varios dirigentes de la oposición se encargaron de remarcarle tanto dentro como fuera del recinto.

“Lamentablemente nos hubiera gustado escuchar un informe de gestión y no un discurso político. Me hubiera gustado no que describa el proceso inflacionario, sino que nos explique cómo van a solucionar este flagelo o qué medidas concretas están tomando”, cuestionó en el cierre Humberto Schiavoni.

Por otra parte, el informe que brindó Rossi este jueves tuvo un condimento diferente al anterior. Mientras que por entonces aún se debatía la posibilidad de que el presidente Alberto Fernández fuera por la reelección, en esta oportunidad la incógnita está despejada. Incluso, él se encargó de posicionarse como uno de los candidatos del “albertismo” a disputar una interna presidencial del oficialismo.

Como uno de los dirigentes más cercanos a Fernández, sus palabras de hoy podrían leerse en tono electoral y realizando una férrea defensa a la gestión presidencial. Según aclaró en más de una oportunidad, después del congreso del PJ el 16 de mayo, anunciará si finalmente se presenta como candidato a presidente.