Estacionó su auto en Ushuaia: “¿Cómo le explicás esto al del seguro?”

Estacionó su auto en Ushuaia: “¿Cómo le explicás esto al del seguro?”

Un hombre subió a sus redes sociales la imagen de un vehículo en un estacionamiento en la ciudad de Ushuaia en cuya parte delantera se había subido un personaje característico de los mares del sur.

Un usuario de Twitter se convirtió en viral cuando retrató un insólito hecho que sucedió con un auto estacionado en un paseo de la ciudad de Ushuaia, en el sur del país. Es que el vehículo fue “visitado” por un particular espécimen relacionado con la fauna fueguina, un elefante marino que, al parecer, dejó su marca sobre el capot. A tal punto, que el tuitero llegó a preguntarse en su publicación cómo se le explicaba al seguro que un animal así le había abollado el auto.

Enzo Sabatini es el nombre del usuario de redes que subió un par de fotografías en las que se ve que un elefante marino apoya la parte superior de su cuerpo, muy plácidamente, en la trompa de un automóvil gris ubicado en un estacionamiento. En las dos imágenes, el animal parece estar mirando a cámara con ojos mansos, en una expresión de ternura que fue resaltada luego por varios usuarios en sus comentarios.

En el fondo de las postales del simpático animal marino se percibe el paisaje montañoso de la ciudad más austral de la Argentina, y una vista del canal de Beagle, tachonado de pequeñas embarcaciones.

Junto a ambas imágenes de este ejemplar de Mirounga leonina, que ese es el nombre que recibe este animal de los mares del sur, Enzo Sabatini escribió su mensaje, a modo de broma: “¿Como le explicas al del seguro que un elefante marino te abollo el auto?”, y luego, añadió: “Cosas que pasan en Ushuaia”.

El posteo con el tierno animal que reposa su enorme cabeza sobre el capot del automóvil se volvió de inmediato viral, y ya cosechó más de 53 mil me gusta y decenas de comentarios de todo tipo. La mayoría de ellos, de usuarios conmovidos por la inocente apariencia del animal, al que aseguran que pueden perdonarle todo, por más daño que le haya hecho al auto.

 “Pero mirá la cara que te pone. Te lo morfás a besos”, dijo un usuario en ese sentido. “Esos ojitos… que se quede con mi auto”, señaló otra tuitera en la misma línea. “Aparte la carita, hermano, hay que darle otro auto para que abolle”, bromeó alguien en un tercer comentario, que fue similar al de muchos otros tuiteros.