Las lujosas vacaciones del emir de Qatar en el Llao Llao de Bariloche

Llegó de Punta del Este a principios de esta semana y se trasladó con su comitiva al sur del país, donde tenía previsto reunirse este viernes con el ex presidente Mauricio Macri. Imágenes exclusivas

El emir de Qatar, Tamin bin Hamad Al Thani, continúa de visita en la Argentina. Luego de celebrar la llegada de 2023 en Punta del Este, se trasladó en dos barcos de lujo hasta Buenos Aires, desde donde voló rápidamente al sur del país en un avión de su compañía, Qatar Airways.

Se registró ayer jueves el arribo a Bariloche del Boeing 747 que traslada al hombre que recientemente alcanzó su máxima exposición al coronar a Lionel Messi en la Copa del Mundo que organizó su país. Desde ese entonces, sus pasos en el país eran desconocidos. Sólo había rumores que indicaban que se quedaría algunos días en la región para disfrutar como miles de turistas de los paseos únicos que ofrecen los alrededores del Nahuel Huapi.

Lo concreto es que el emir se alojó durante la tarde del jueves en la lujosa suite “Royal Lago Moreno” del hotel Llao Llao, elegido históricamente por líderes y empresarios de todo el mundo. La habitación de Tamin bin Hamed Al Thani es la misma que utilizó Barack Obama en 2016, durante su última visita a la Argentina. En rigor, el término “habitación” le queda corto. Se trata de un departamento de 130 metros cuadrados que tiene un baño con jacuzzi doble y sauna, vestidor, living con chimenea, kitchenette, toilette y aire acondicionado, entre otras comodidades.

“Es una suite única en cada detalle, sus vistas, la terraza que se abre a un escenario bendecido por la naturaleza: las nieves eternas del Cerro Tronador, las aguas serenas del Lago Moreno y el privilegio de una puesta de sol inolvidable”, describe la página del Llao Llao. La estadía para dos adultos se ofrece a 3.662 dólares por noche, con impuestos incluídos.

Lejos de estar recluido, el qatarí se mostró en varias oportunidades en el lobby del tradicional complejo turístico. Infobae accedió a una imagen en la que se lo puede ver sonriente, de vestimenta informal, junto a otras personas, en la zona del restaurante.

Tampoco pasó indavertida su partida para el resto de los huéspedes. Este viernes, antes del mediodía, partió en helicóptero desde el helipuerto rumbo a un destino desconocido.

El monarca tenía previsto almorzar este viernes con el ex presidente Mauricio Macri, que descansa también en el sur, en el exclusivo country Cumelén, ubicado en Villa la Angostura, a 60 kilómetros del Llao Llao. La comida fue el reencuentro entre ambos tras el abrazo que se dieron en el estadio Lusail, el 18 de diciembre pasado, la tarde de gloria en la que Argentina se consagró campeona del mundo.

En las imágenes que circularon de aquella jornada se observa cómo el emir caminó varios metros en un palco del Estadio para felicitar a Macri, luego de que Gonzalo Montiel convirtiera el penal definitorio en la final frente a Francia.

La relación con Macri inició en el año 2016, cuando el ex presidente recibió al monarca asiático en la Quinta de Olivos. Gaudio fue en aquel momento un nexo importante para lograr la conexión entre ambos mandatarios.

Posteriormente, el vínculo se mantuvo ya que el líder de Juntos por el Cambio, ya fuera del poder en Argentina, desembarcó como presidente de la Fundación FIFA. Ese plafón en la máxima organización del fútbol mundial extendió la relación, ya que Al Thani se involucró directamente en la planificación del Mundial de Qatar 2022, desde que su país fue elegido como sede hasta el desarrollo del codiciado certamen que se adjudicó Argentina.

El interés por el deporte profesional de máximo nivel mundial es un área que Mauricio Macri y Tamin bin Hamad Al Thani tienen en común. El Jefe del Estado asiático es propietario del grupo inversor Qatar Sport Invesment, que tiene entre sus activos al club francés París Saint Germain, dueño del pase del futbolista argentino reconocido como mejor jugador en la Copa.

Tamin bin Hamad Al Thani nació en Doha el 3 de junio de 1980, tiene 42 años y es la máxima autoridad en Qatar desde la abdicación de su padre, Hamad bin Khalifa Al Thani, en 2013. Estudió en el Reino Unido, donde se graduó como licenciado en Derecho en la Royal Military Academy Sandhurst, institución académica a la que también asistieron los príncipes Harry y William, herederos de la corona británica. Actualmente Al Thani está casado con tres esposas y su fortuna se calcula en 2 mil millones de dólares.