Alternar alcohol y agua, el consejo para combatir la resaca por los festejos de fin de año

Hay síntomas desagradables que pueden presentarse después de tomar demasiado alcohol. La atención, la toma de decisiones y la coordinación muscular de las personas pueden verse deterioradas así que lo mejor es prevenir.

Cualquier consumo de alcohol implica riesgos para la salud, por lo que lo más recomendable siempre es evitarlo o al menos hacerlo de manera moderada. Sin embargo, en ciertas ocasiones y por el papel social que cumple esta sustancia en nuestras culturas, para algunas personas puede ser complicado no “pasarse de la raya”.

“En última instancia, el alcohol es una toxina que, sin importar cómo se haga o con qué se combine, siempre afectará la calidad del sueño, causará deshidratación, problemas de azúcar en la sangre, inflamación del revestimiento del tracto gastrointestinal y congestión en el hígado debido a una acumulación de productos tóxicos”, explica Hannah Norris, nutricionista británica.

“Sin embargo, hay pasos que se pueden tomar para limitar la resaca, como un aumento de vitaminas y nutrientes importantes y una rehidratación adecuada”.

Los mejores consejos para lidiar con la resaca

El alcohol actúa como un diurético, lo que significa que promueve la pérdida de agua a través de la micción más frecuente. Asegurarse de mantener el organismo lleno de agua puede ayudar a minimizar la deshidratación y acelerar la recuperación después de una noche pesada.

“Un truco útil es alternar entre alcohol y agua u otras bebidas no alcohólicas, luego tomar un vaso de agua antes de dormir”, aconseja la nutricionista.

“Además, tratar de evitar los productos con cafeína, como las bebidas energéticas, ya que esto puede causar una mayor deshidratación e impactar en el sueño. A menudo, la falta de sueño es peor que la resaca real”, define.

El rol de las verduras para desintoxicar los efectos del alcohol

La fibra y los nutrientes ayudarán a eliminar las toxinas más rápido del cuerpo. El alcaucil y la remolacha tienen polifenoles específicos que actúan como secretores, estimulando el hígado para liberar toxinas y reducir la congestión.

“Las verduras de hoja verde (crucíferas), pero más específicamente el repollo, contienen vitamina U que puede ayudar a mejorar la digestión y dar al sistema inmunológico un ‘impulso’”, asegura la nutricionista.

El desayuno de resaca

“Tal vez no sea la comida más tentadora en una resaca, pero una ensalada de pollo que contenga verduras de hoja proporciona una combinación de proteínas, grasas, carbohidratos y polifenoles para ayudar a reducir la inflamación, apoyar el hígado, mejorar la hidratación y estabilizar la regulación del azúcar en la sangre que el alcohol interrumpirá”, recomienda la experta.

También es una rica fuente de vitaminas B, que son esenciales para el metabolismo energético y se agotan al beber alcohol.

“Por último, sin embargo, no tengas miedo de descansar un poco, el ejercicio excesivo y el sueño insuficiente durante este tiempo te agotarán, por lo que optar por cosas como largas caminatas y yoga puede ser útil”, concluye.