Camión se quedó sin frenos en el puente.

El chofer del transporte pesado habría alertado a bocinazos a otros vehículos para que no se crucen. Los dos conductores sólo sufrieron golpes menores. El Municipio reparaba hasta entrada la noche la enorme estructura metálica.

Un camión cargado con varias toneladas de bolsas de harina, proveniente de la provincia de Santa Fe, sufrió un desperfecto mecánico al bajar del puente interprovincial Chaco-Corrientes, se quedó sin freno y en su incontrolable carrera embistió una camioneta que cruzaba la avenida 3 de Abril y terminó arrancando de cuajo las columnas de la gigantesca cartelería vial que atravesaba el trazado. No es la primera vez que sucede y nuevamente de milagro no se cuentan víctimas fatales, ni heridos graves, en lo que claramente pudo haber sido una verdadera tragedia.

Por minutos, el siniestro no ocurrió en un horario crítico, por la afluencia de tránsito en la zona. Eran las 16:30 cuando un camión Ford Cargo 1832, con semi, repleto de bolsas de harina, perteneciente a la empresa santafesina “Don Pablo”, conducido por Esteban Martinzazzo sufrió una avería gravísima, bajando del puente “General Manuel Belgrano” por la banda central Sur de la avenida 3 de Abril. Se quedó sin freno y en velocidad, no pudo evitar embestir con violencia a una camioneta Nissan Pathfinder, conducida por Araceli Ramos.

Testigos indicaron que el camión bajó a altísima velocidad del puente. Y no es para menos, ya que justo son las dos curvas de ingreso, una sobre la explanada y otra bajando en la avenida. Lo increíble es que el pesado vehículo no haya volcado al tocar la banda central, como ya sucedió en varias oportunidades anteriores con otros bólidos.

TESTIGOS ASEGURAN QUE LA PERICIA DEL CHOFER EVITÓ UNA TRAGEDIA.

Los casi 150 metros que separan la bajada hasta la calle chaco, el conductor del camión los habría hecho tocando bocina para alertar a los automovilistas de la situación, pero la conductora de la camioneta que venía por calle Chaco y con luz verde de paso en el semáforo, ya advirtió la situación cuando tenía el camión casi encima. Afortunadamente, logró cruzar gran parte de la camioneta por lo que el impacto sólo la terminó haciendo girar sobre su eje y terminó sobre uno de los parterres.

El camión continuó su desenfrenada carrera hasta terminar impactando de lleno contra las gruesas estructuras metálicas del cartel vial que atraviesa avenida 3 de Abril en las dos bandas centrales; con tanta violencia que arrancó de cuajo sus bases.

Las escenas en el lugar eran dantescas, y para el resto de los automovilistas y peatones que pasaban por el lugar, planteaban un resultado trágico producto del siniestro; pero la realidad era otra. Según confirmó la policía, tanto el chofer del camión como la conductora de la camioneta sólo terminaron con algunos magullones y, una hora más tarde fueron dados de alta del Hospital Escuela. Personal de infraestructura de la Municipalidad de Corrientes, trabajó para apuntalar y reparar la gigantesca estructura vial dañada.

AMBOS CONDUCTORES SUFRIERON SÓLO ALGUNOS GOLPES MENORES POR EL IMPACTO.

Fuente: Diario Época.