Cuádruple presencia correntina en el Festival de Cine de Entre Ríos

Entre proyecciones de los trabajos y encuentros de intercambio comercial, la cuarta edición del evento entrerriano integró trabajos de Clarisa y Maria Navas, Lucas Olivares y Carlos Kbal. 

El 4º Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (Ficer) mostró esta semana cuatro proyectos audiovisuales vinculados a la provincia de Corrientes: la película “La luz mala”, de Carlos Kbal; los cortometrajes “No es un juego”, de Lucas Olivares y “Enviado para falsear”, de Maia Navas; y el largometraje documental (aún en proceso de filmación) “El príncipe de Nanawa”, de Clarisa Navas. 

El evento entrerriano comenzó el jueves 24 y culminó anoche. Fue la ocasión para el preestreno del largometraje de ficción “La luz mala”, la ópera prima de Kbal que cuenta con la producción de Sebastián Toba. La proyectaron el viernes, dentro de la sección Panorama Regional (ver fotografìa principal). 

“Los festivales regionales son espacios necesarios de visibilización que ayudan a poner en valor nuestras producciones y nos permiten, a los productores y directores, el encuentro con la industria y a las películas con su público”, señalaron los realizadores de “La luz mala”, que tendrá su estreno el próximo jueves a las 19:30 en el Cine Gaumont de la ciudad de Buenos Aires.

La película viene de formar parte de la programación de Oberá en cortos (Misiones) y del Festival Lapacho (Resistencia, Chaco). Su director remarcó que en la construcción de sus obras “la temporalidad y las vivencias son muy importantes a la hora de crear personajes, para no caer en el costumbrismo”. 

Con respecto a la proyección de su ficción en el Ficer, Kbal consideró: “Las películas se completan cuando llegan a las salas y el público las puede disfrutar, por eso estar en este Festival me causa mucha ilusión, voy a poder saber qué les pasa cuando la ven, escuchar sus comentarios, sus preguntas”.

Documentales

“El príncipe de Nanawa” es un largometraje documental que todavía está en rodaje y que participó esta semana en el Mercado Regional del Ficer, junto a otros 32 proyectos audiovisuales entrerrianos y de la región NEA Litoral que fueron preseleccionados para capacitarse y obtener los premios que da el Gobierno de Entre Ríos.

En tanto que en la sección Películas y cortometrajes invitados estuvo “No es un juego”, un audiovisual que  muestra la perspectiva de la hermana de Tamara Salazar, una víctima de femicidio en Corrientes. María (ese es su nombre) describe una de las protestas frente al tribunal penal N° 1 de la capital correntina. Allí había logrado burlar el vallado policial junto a su primo y su sobrino. Entre risas y preguntas, su voz va trazando un diálogo donde cuestiona el accionar de las fuerzas, mientras reclama contra la absolución del asesino de su hermana.

En la misma sección proyectaron el jueves “Enviado para falsear”, el cortometraje que muestra una dicotomía en la historia de la provincia del Chaco: en junio de 2020 la comunidad indígena Qom estaba siendo monitoreada militarmente con el argumento de controlar la expansión del Covid-19; hace 100 años, ocurría la Masacre de Napalpí donde fueron asesinados centenares de indígenas Qom y Moqoit, con la participación de un avión biplano.

Estos tres documentales pertenecen a la productora “Yaguá Pirú”, la realizadora local de la multipremiada película “Las mil y una”.