Así es la lujosa mansión de Shakira en Miami donde vivirá con sus hijos

La cantante colombiana le ganó la batalla legal a Piqué y se mudará de Barcelona a Miami con sus hijos Milan y Sasha.

Luego de cinco meses, Shakira y Gerard Piqué lograron un acuerdo sobre el futuro de sus hijos Sasha y Milán. Según trascendió los abogados de ambos acordaron finalmente que la colombiana se mude a Miami junto a sus dos hijos.

Sasha y Milán pasarán Navidad en Barcelona pero en cuanto comience 2023, se trasladarán a Estados Unidos junto a la cantante, que se espera que ocupe de nuevo su lujosa mansión del barrio North Bay Road Drive, que hace solo unos meses retiró de la venta.

En la misma isla de Miami Beach, la artista contará con vecinos tan reconocidos como Jennifer Lopez, Ricky Martin o Matt Damon. La casa se encuentra también a pocos minutos de las famosas Venetian Islands e Indian Creek, donde tiene varias propiedades el cantante Julio Iglesias.

Se trata de una finca de unos 750 m2 que consta de varios edificios y que tras una exhaustiva reforma, la cantante le dio un valor por encima de los 10 millones de dólares.

La mansión tiene una peculiaridad que la conecta con su casa en Esplugues de Llobregat, en España: prima el color blanco y las grandes puertas y ventanas que proporcionan mucha luz a los interiores. Pese a lo colorido que es el armario de la artista tanto encima de los escenarios como cuando sale a la calle, en sus casas parece que Shakira prefiere la paz del color blanco. La residencia, con muelle para salir a navegar, también consta de piscina exterior, un amplio jardín y gimnasio.

Otros elementos destacados de la casa es que cuenta con varios salones con salida al exterior y una sala con billar. En un primer momento, en 2018, la cantante pedía cerca de 14 millones de dólares. Tres años después, rebajó su precio de venta hasta los 11 millones, aunque tampoco encontró comprador. En 2021, la cantante decidió volver a aumentar su precio hasta los 16 millones de dólares.

Shakira compró la propiedad por unos 3 millones de dólares, pero una reforma integral del edificio construido en 1951 aumentó su valor. Tras algunos años en venta, se conoció que la cantante la había retirado de la venta poco antes de que se diera a conocer su ruptura definitiva con Gerard Piqué.