“La gente no toma conciencia del riesgo que genera provocar quemas”, advierten bomberos correntinos

Así lo expresó a LT7, el Comandante Arnold Servín, jefe del cuartel de bomberos de la localidad de Santa Rosa. “Estamos al borde del inicio de la temporada de alto riesgos de incendios. De una mínima quema se originan incendios incontrolables”, aseguró.

En la última semana el Servicio Nacional del Manejo del Fuego informó en su reporte la situación de los incendios que desde hace tiempo se vienen originando en gran parte de las provincias del país.

Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, Santa Fe, Entre Ríos y La Rioja presentaron recientemente focos activos. A esto se suma el pronóstico meteorológico de que el fenómeno de la Niña continuará hasta los primeros meses del 2023.

En Corrientes, afortunadamente, de acuerdo a lo indicado por el Comandante Arnold Servín, jefe del cuartel de bomberos de la localidad de Santa Rosa, la situación aún no es crítica, pero advirtió se deben mantener las tareas de prevención debido a la gran sequía que afecta a la región. “Lo natural es incontrolable y la mano del hombre tiene mucho que ver”, afirmó a Jóvenes y No Tanto. 

“Dentro de toda la provincia está bastante tranquila. Con algunos focos, pero muy tranquila si comparamos con el escenario que tuvimos a principio de año, incluso si los comparamos con otras ciudades que ya presentan más focos a esta altura”, expresó el bombero en relación a la tragedia ocurrida a finales del 2021 e inicios de este año, donde el fuego arrasó con más de un millón de hectáreas afectando al 12% de la superficie total del territorio. 

“Los pronósticos señalan que “La Niña” va a continuar. Como bomberos estamos siempre preparados para enfrentar lo que viene, pero en estos casos la naturaleza no se puede controlar. Sin embargo, el gran problema de los incendios es la mano del hombre. Lo que pasó nos sirvió para algo en muchos aspectos. Con toda la prevención que se viene dando desde la provincia, y sumando la prohibición de quemas, el escenario está bastante controlado”, indicó Servín. 

Los datos más recientes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) -un organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas- revelan que es probable que el fenómeno de La Niña que se está viviendo actualmente persista por lo menos hasta comienzos del 2023. De ese modo, se convertiría en el primer “episodio triple” de La Niña de este siglo, al presentarse por tercera vez consecutiva en la temporada primavera/verano del hemisferio sur, un hecho excepcional que hasta el momento solo ocurrió en 2 ocasiones desde 1950.

En relación a estas predicciones, Servín se refirió a la extrema sequía que atraviesa Corrientes: “Esta complicado en todos los aspectos. Desde el forestador, hasta el aserradero, pasando por los campos están en una situación muy complicada, al igual que la fauna y la flora. Todavía no nos pudimos recuperar de esa situación y estamos al borde del inicio de la temporada de alto riesgos de incendios”. 

“Acá la gente no toma conciencia del riesgo que genera quemar basura. De una mínima quema de este tipo se originan incendios incontrolables. Lo que más cuesta es la prevención en zonas urbanas porque la gente no termina de comprender el riesgo que implican estás prácticas”, alertó el Comandante. 

En cuanto a la situación de los cuarteles y las tareas de capacitación y prevención, el Jefe del cuartel santarroseño destacó el compromiso de sus colegas y apuntó a los trabajos de preparación que vienen realizando hace tiempo. “Hablo por el cuartel de Santa Rosa, y hemos tenido muchas reuniones. Estamos trabajando en muchos sectores de la provincia, y estamos reuniéndonos con Defensa Civil, lo cuál ayuda muchísimo. No nos va a agarrar con la guardia baja, ya que estamos mejor preparado que el año anterior. Estamos un 70% mejor que el año pasado en cuanto a preparación”. 

“Las medidas que se dan desde la provincia, han ayudado para que la gente aprenda de la prevención. En el cuartel estamos redoblando el equipamiento, para tratar de estar como mínimo a la altura de las circunstancias. Santa rosa es un pueblo con muchos aserraderos y eso hace a la situación más compleja, pero no creo que nos vuelvan a agarrar en una situación como la que tuvimos a principio de año”, finalizó.