La ONU reforzará la vigilancia de todas las centrales nucleares de Ucrania

Tras reunirse con el canciller de Ucrania, Dmitri Kuleba, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica informó que protegerán la “infraestructura energética”.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, dijo que la organización planea reforzar su presencia en todas las centrales nucleares ucranianas, envueltas como el resto del país en la escalada de ataques y bombardeos que ponen en riesgo la seguridad atómica.

“Confirmé que el OIEA reforzará su presencia en todas las centrales nucleares de Ucrania para proteger su infraestructura energética”, escribió Grossi en su cuenta de Twitter, tras reunirse con el canciller de Ucrania, Dmitri Kuleba, en el marco de un encuentro de la OTAN en Bucarest.

El jefe de la diplomacia ucrania, aludió también a la reunión realizada en la capital rumana con el argentino, en un tuit en el que señala: “Discutimos la situación en la central nuclear de Zaporiyia, incluida la seguridad del personal ucraniano. Reiteré que Rusia debe retirarse (..) para restaurar la seguridad nuclear y la seguridad”.

También esa semana, el jefe de la agencia nuclear de la ONU se reunió en Estambul con una delegación rusa para analizar la posible instalación de una “zona de protección” alrededor de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, que está controlada por Rusia desde marzo, poco después de la invasión a Ucrania iniciada el pasado 24 de febrero.

Grossi advirtió en reiteradas ocasiones sobre los riesgos de los combates y bombardeos cerca de esa planta.

Ucrania cuenta con cuatro centrales en total y todas ellas quedaron desconectadas de la red eléctrica la semana pasada, a raíz de una oleada de ataques rusos.

El OIEA alertó sobre el riesgo de este tipo de cortes para la seguridad de estas centrales, si bien por ahora no fueron detectadas fugas radioactivas en ningún caso.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, acusó a su par ruso, Vladimir Putin, de llevar a cabo un “chantaje nuclear”, mientras el Kremlin denunció a la contraparte de poner en riesgo la vida de millones con ataques que implican un riesgo de “catástrofe” en la planta nuclear de Zaporiyia.