Lula da Silva pidió que Julian Assange sea liberado de su “injusto encarcelamiento”

El presidente electo de Brasil, Lula da Silva, sumó su voz a la de mandatarios de todo el mundo que reclaman a Estados Unidos el fin de la persecución judicial a Assange.

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, exigió que el periodista y activista Julian Assange sea liberado de su “injusto encarcelamiento”, tras reunirse con el editor en jefe y el editor de la plataforma WikiLeaks.

“Estuve con Kristinn Hrafnsson, editor en jefe de WikiLeaks, y el editor Joseph Farrell, quienes me informaron sobre la situación de salud y la lucha por la libertad de Julian Assange”, tuiteó el líder del PT y ex mandantario brasileño (2003-2011).

“Les pedí que enviaran mi solidaridad. Que Assange sea liberado de su injusto encarcelamiento”, agregó Lula, quien asumirá la presidencia de Brasil el 1° de enero de 2023.

El islandés Hrafnsson, que realiza una gira por Latinoamérica, añadió que Lula “expresó, en una reunión privada, su continuo apoyo a Julian Assange y la demanda de poner fin a la persecución, entendiendo que puede dañar la libertad de prensa en todo el mundo”.

“Un verdadero hombre de pasión, visión y simpatía. Gracias Lula”, finalizó el editor de WikiLeaks.

De visita por la región, Hrafnsson busca que los gobiernos presionen a las autoridades de Estados Unidos para que se concrete la libertad del periodista australiano.

La semana pasada se reunieron en Bogotá con el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien afirmó que le pedirá a Joe Biden que no avance en el proceso judicial contra el fundador de WikiLeaks, detenido “solo por decir la verdad”.

Hrafnsson reconoció que la reciente ola de victorias electorales de políticos de izquierda en América Latina lo trajo a la región con el propósito de buscar apoyo político para la liberación de Assange.

“Me reuní con los voceros de WikiLeaks, para apoyar la lucha mundial por la libertad del periodista Julian Assange. Le solicitaré al presidente Biden con otros presidentes latinoamericanos que no se pongan cargos a un periodista solo por decir la verdad”, anunció Petro a través de Twitter.

En paralelo, los diarios español El País, francés Le Monde, inglés The Guardian, estadounidense New York Times y alemán Der Spiegel pidieron ayer a Washington retirar los cargos contra Assange, acusado de una filtración masiva de documentos clasificados.

Assange, de 51 años, apeló una decisión de la Justicia británica de extraditarlo a Estados Unidos, que quiere juzgarlo por haber difundido desde 2010 cientos de miles de documentos confidenciales estadounidenses, militares y diplomáticos, especialmente sobre las guerras de Irak y Afganistán.

Tras siete años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, Assange fue detenido por la policía británica en 2019 para ser juzgado por 17 presuntos delitos en violación de la Ley de Espionaje de 1917 y uno de intromisión informática.

Desde entonces, se encuentra preso en una cárcel de alta seguridad ubicada al sureste de Londres.

El 17 de junio pasado, la ministra del Interior del Reino Unido, Priti Patel, aprobó la extradición de Assange a Estados Unidos.

De ser declarado culpable de espionaje por la Justicia estadounidense, Assange podría ser condenado a 175 años en una prisión estadounidense.