El fallido operativo de la caravana de la Selección volvió a exponer la interna entre Aníbal Fernández y Berni

El funcionario bonaerense desmintió las versiones de su par de Nación sobre el despliegue policial y también las acusaciones contra “Chiqui” Tapia.

El operativo de seguridad que se desplegó para que los futbolistas del Seleccionado festejaran la conquista del Mundial en Qatar el pasado martes derivó en fuertes críticas y acusaciones entre los ministros de Seguridad de Nación, Aníbal Fernández su par de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y el titular de la AFA, Claudio Chiqui Tapia.

Aníbal Fernández cruzó a Tapia por sus criticas al gobierno por el operativo de seguridad al plantear en un tuit que les impidieron llegar al Obelisco con la multitudinaria caravana de los jugadores. El funcionario lo llamó “cachivache de pacotilla”, planteó que le “importa un car…” lo que dijo el dirigente y que no le entendía lo que le decía por teléfono.

El ministro de Seguridad cuestionó en declaraciones a Radio 10 y en conferencia de prensa que el titular de la AFA la postura de Tapia: “Mientras él insistía que hacíamos una traición (por la decisión oficial de suspender la caravana por micro) Lionel Messi, Rodrigo De Paul y Ángel Di María ya estaban en un helicóptero y ninguno se quejó”.

“Fuimos muy cuidadosos con el tema, no había un solo personal con armas, no había una sola agresión, ni violencia institucional, muy respetuosos de lo que estábamos haciendo”, continuó Aníbal Fernández.

“Sabíamos casi a gritos que el operativo no iba a llegar a destino, si es cierto lo de los cinco millones de personas no estoy capacitado para probarlo, pero igual si eran dos, son 40 canchas de River”, insistió Fernández y disparó contra Tapia: “Si pretende seguir él su joda, que la haga él”.

Durante los llamados telefónicos, Tapia le habría recriminado a Fernández: “Me cag… los festejos”. Eso no fue todo, en paralelo, el titular de la AFA agradeció al titular de seguridad de la provincia de Buenos Aires Serguio Berni a quien calificó como el único funcionario “que acompañó durante toda la recorrida hasta la entrada a Capital Federal sin registrar ningún incidente, permitiendo a los jugadores abrazarse al pueblo argentino”.

El funcionario bonaerense aprovechó la relación que tiene con el mandamás de la AFA para criticar al ministro de Seguridad nacional, que quedó en “offside” con los mensajes que publicó el dirigente deportivo.

“Lo de ayer me dio mucha vergüenza, lo que dice el ministro Fernández no es así”, indicó al mismo tiempo que agregó: “Ayer quedaron en evidencia las miserias de la política”.

“Trabajamos 24 horas seguidas, una tarea que llevamos adelante con mucho esfuerzo y los jugadores llegaron a la Ciudad sin ningún tipo de inconveniente”, reivindicó.

“Desconozco lo que sucedió (después), mi responsabilidad queda en la Provincia de Buenos Aires”, se desentendió el ministro de Seguridad bonaerense.