Cafiero afirmó que Argentina debe insertarse “agregando valor” en las cadenas globales

En el discurso inaugural del Foro Empresario Argentina-Estados Unidos, el canciller dijo que “estamos avanzando en repensar las nuevas cadenas de valor”. A su vez el embajador Marc Stanley afirmó que “Argentina puede mejorar su macroeconomía desbloqueando el potencial de Vaca Muerta”.

El canciller Santiago Cafiero afirmó este jueves que “las cadenas globales de valor se están reconfigurando y queremos que la Argentina se inserte incorporando ciencia, tecnología y agregación de valor”, al encabezar esta tarde el Foro Empresario Argentina-Estados Unidos que se llevó a cabo en el Palacio San Martín con la presencia del embajador Marc Stanley.

En el evento también estuvieron presentes la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco; el secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti; y el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (AmCham), Facundo Gómez Minujin. Durante el foro, los ejes de discusión fueron las alternativas de inversión e intercambio comercial entre ambos países.

En el discurso inaugural, el canciller dijo que “estamos avanzando en repensar las nuevas cadenas de valor porque hay paradigmas que se rompieron por la pandemia y la guerra, pero que ya venían crujiendo”.

“Hoy vemos cómo se empieza a relocalizar la producción y acá tenemos una gran posibilidad de hacer cadenas más cortas y seguras”, subrayó.

En ese marco, sostuvo que “América Latina y el Caribe, y Argentina en particular, tienen que estar discutiendo qué eslabón de la cadena quieren ser. Si solo aportamos materia prima, eso no nos contiene a todos los argentinos. Debemos incorporar ciencia y tecnología y agregarle valor”.

Según la opinión de distintos analistas, el mundo atraviesa un momento de reconfiguración a partir del shock que generó la pandemia a nivel productivo y la guerra entre Rusia y Ucrania en materia energética y alimentaria.

Las cadenas globales de valor se han visto afectadas, los precios de la energía y de los commodities se han disparado, y muchos países tienen dificultades para garantizarse el acceso a estos bienes esenciales.

En ese contexto, toman cada vez más forma fenómenos como la relocalización de las actividades productivas en áreas cercanas (reshoring y nearshoring), la creación de cadenas de valor regionales y el reacomodamiento geopolítico de los países en busca de nuevos socios que les garanticen suministros confiables de energía y alimentos.

Con ese trasfondo, la potencialidad de Argentina en temas como energía, seguridad alimentaria, economía del conocimiento y electromovilidad fue el principal aspecto abordado por los funcionarios.

Al respecto, el embajador Stanley dijo que esas son áreas “clave” en las que “Argentina tiene todo y nosotros podemos ayudar”.

“Argentina puede mejorar su macroeconomía desbloqueando el potencial de Vaca Muerta y nosotros tenemos conocimientos para aportar”, ejemplificó Stanley, y agregó que nuestro país tiene “grandes talentos, brillantes emprendedores e innovadores; también un rol esencial para mitigar el problema de seguridad alimentaria en el mundo. Tenemos que invertir en capacidad agrícola: los productores de EEUU y Argentina pueden alimentar al mundo juntos”.

En el mismo sentido, el titular de AmCham aseguró que “Argentina es fundamental para el intercambio en el mundo y tiene un potencial único en esta situación de pandemia, de guerra y de China con las cadenas de suministro (supply chain). Argentina puede generar un cambio con una visión a largo plazo y posicionándose internacionalmente”.

Cafiero y Stanley también resaltaron el buen momento de las relaciones bilaterales. “Trabajamos con aliados como Argentina para tener un comercio justo y que la tecnología sirva a las personas”, señaló el embajador estadounidense.

Y agregó que “Estados Unidos y Argentina aceleraron el ritmo de intercambio en el último año”, para luego celebrar que “ayer preautorizamos frutas y vegetales de Argentina para ser exportados y que ingresen directamente a las góndolas. Ya arribaron hoy arándanos y cerezas a Miami”.

Por su parte, Cafiero resaltó que en la administración del presidente Alberto Fernández, “nos propusimos hacer una agenda bilateral distinta, con un respeto sobre las miradas y el abordaje que cada uno tiene en cuestiones regionales; y propugnamos que cada país identifique cómo quería insertarse en ese fortalecimiento de la relación”.

En esa línea, el canciller ponderó el rol cumplido por Stanley para “facilitar reuniones y acuerdos” en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y sostuvo que “esos sedimentos heredados (en referencia a la deuda externa) son un cepo al desarrollo”.

“No nos interesa representar un modelo de default sino uno de desarrollo con trabajo para nuestra gente. El desafío es generar mayor producción agropecuaria, una oferta exportadora más potente y potenciar el rol conjunto en materia energética”, agregó Cafiero.

Por su parte, el embajador en Estados Unidos, Jorge Arguello, resaltó a través de un video “la estrecha relación bilateral entre ambos países” y vaticinó que “vamos a tener la oportunidad de interactuar entre diversos sectores de la producción”.

“La guerra y la pandemia nos hicieron pensar en cadenas de suministro seguras, cercanas y resilientes y Argentina tiene la firme voluntad de ampliar participación en las cadenas de valor regionales. La Embajada es una herramienta activa para desarrollar todo el potencial”, concluyó Argüello.

El foro empresarial tuvo lugar en el marco de la III Reunión del Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones copresidido por la Cancillería y la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR).

La jornada también contó con 4 paneles temáticos vinculadas a seguridad energética, electromovilidad, economía del conocimiento y agroindustria, en los cuales disertaron directivos de Exxon Mobil; Excelerate Energy; YPF; Grupo LCV; General Motors; Y-TEC Litio; Inquinat; Microsoft; Google; Globant; Baufest; Corteva; Adecoagro y Vetanco.