Para Valdés, la virulencia de la interna de Juntos por el Cambio no es saludable

“Es complicado (el escenario actual por los cruces entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich). Tenemos que mostrar un escenario de mayor previsibilidad, sabiendo que cada uno tiene que proyectar lo mejor de sí y en las PASO vamos a estar votando cuál será el candidato de Juntos por el Cambio”.

Así, moderado, se expresó el fin de semana el gobernador Gustavo Valdés, como referente radical e integrante de JxC, sobre la fuerte disputa interna que estalló la semana pasada en la coalición opositora, especialmente en uno de los principales socios, el PRO, con repercusión también en una puja doméstica de la UCR que todavía aparece más solapada.

“Hay que tener tranquilidad interna y fundamentalmente elaborar propuestas, comenzar a prepararse con equipos”, agregó Valdés en declaraciones al programa de Radio Rivadavia “Todos Juntos”, que conduce Fernando Carnota.

“No veo saludable que haya este tipo de enfrentamientos en la alianza. Debemos mostrarnos superadores a este tipo de cosas. Tenemos que hacer una reunión y comenzar a conversar de este tipo de cuestiones, donde hay que mostrarnos como una verdadera alternativa a este Gobierno que se está yendo”, remarcó el Mandatario correntino.

En este marco, aseguró que “no hay posibilidad alguna que hayan marcadas diferencias entre nosotros. Hay muchísimas coincidencias, hasta más de un 80% y es difícil comenzar a mostrar solamente las diferencias en público”.

Finalmente, afirmó que “absolutamente” va a haber PASO en 2023, porque “no hay una causal para suspenderlas”.

“No podemos cambiar el sistema electoral a mitad del proceso. Sería un grave atentado a la democracia. No tienen los números, si no ya lo hubiesen hecho, sin dudas”, acentuó.

Reuniones de urgencias
En paralelo, en Juntos por el Cambio se convocó a dos reuniones para lo que será un “supermartes” de la alianza: habrá un desayuno del PRO y una merienda de todos los socios de JxC a partir de una conexión virtual con los máximos referentes. En este cónclave no se descarta la participación de Gustavo Valdés.

En principio, ayer se confirmó que Mauricio Macri llamó de urgencia a Rodríguez Larreta y Bullrich el martes a la mañana para un desayuno de los principales referentes del macrismo. La Coalición Cívica, en tanto, impulsó un Zoom de la mesa nacional de la alianza para intentar zanjar diferencias.

Hay un dato que es importante, sobre todo para analizar el presente de la coalición al acortarse los tiempos de cara a las presidenciales del año que viene: la Mesa Nacional no se reúnen desde agosto. En este contexto, apuestan a que pueda salir un comunicado que transmita armonía.

En medio de la pelea, además del encuentro del PRO y las diferentes estrategias de la UCR, parecen reclamos de otro socio, la CC-ARI de Elisa Carrió. Habrá que ver qué sucede el martes o el “supermartes” por la unidad.

“Supermartes”: desayuno de algunos referentes del PRO y un encuentro virtual para la tarde
Este martes será un “supermartes opositor”. Mauricio Macri eligió convocar a las 9:30 de la mañana a un pequeño grupo de referentes del PRO para intentar, cara a cara, calmar las aguas. Será en la calle Alberdi, a tres cuadras del Puerto de Olivos.

Ese mismo día, a las 18, habrá otro encuentro clave, esta vez de la mesa nacional de Juntos por el Cambio y de manera virtual. El animador de la reunión es el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro. No se reúnen desde mitad de año, cuando las tensiones afloraron. Ya venían avanzando con el tema el titular de la UCR, Gerardo Morales, con Bullrich y Ferraro pero se había enfriado. Fue Ferraro quien volvió a la carga y logró encolumnar a todos para mañana, según revelaron ayer medios nacionales.

También consignaron que en principio, Rodríguez Larreta no puso en duda su concurrencia, pero la condicionó a que fuera la menor cantidad de dirigentes posibles. “Lo consiguió porque los invitados al desayuno serían sólo seis: además de Macri, Larreta y Bullrich, María Eugenia Vidal, Humberto Schiavioni y Cristian Ritondo”, indicaron.

Por otra parte, acentuaron que “Larreta y Macri también se disputan los aliados de la UCR: mientras el jefe de Gobierno ratificó su acuerdo político con Lousteau y encarriló su relación con el titular del partido, Gerardo Morales, el exmandatario se acercó a radicales como Rodrigo de Loredo, Martín Tetaz y Gustavo Valdés. Los dos primeros pertenecen a Evolución, el sector de Lousteau, pero se muestran cerca de Macri. ¿Una picardía del expresidente para meter una cuña entre Larreta y el senador de la UCR?”, plantearon.