Crisis del tomate: escasa demanda en la venta a la gorra en Corrientes

Venden su producción al precio que quiera pagar la gente. Pero la demanda es escasa.

Los productores tomateros de Goya decidieron vender sus tomates a libre demanda para evitar desecharlos ante la imposibilidad de venderlos. “La demanda viene lenta. Recién vendimos 10 cajones y traje 93”, contó a El Litoral Miguel Tomasella.

“Es una lástima. Pero en el mercado nos quería  comprar los cajones a 80 y 90 pesos y asi no se puede. El cajón debería estar mil pesos. No sé que haremos”, se lamentó el productor.  

Los tomateros se ubicaron en la plaza Mitre y esperan una mayor demanda. En ocasiones anteriores, todo lo ofrecido se acaban en cuestión de minutos. Hoy la demanda es más reducida y lenta. 

Esta situación comenzó a finales de junio. Las boletas de compra que eran de $1.000 empezaron a ser de $500, luego empezó a bajar y se comenzó a comercializar a $100, $80 y había algunas hasta de $50. Con esos precios, los productores no pueden afrontar ni siquieras los costos de producir.

En su “Análisis económico del tomate bajo invernadero. Campaña 2022”, Néstor Molina fijó el ingreso que le queda al productor $138 y el resultado neto por kilo $76. El Mercado de destino es el Mercado Central de Buenos Aires (Mcba). 

En tanto que los costos de producción de una hectárea de tomate ascienden a $8.026.210 y de un kilo $27,55 teniendo en cuenta un rendimiento de 143 toneladas, según el último informe técnico del Inta. 

“Los ingresos provenientes del norte del país y Corrientes tuvieron una baja en sus cotizaciones por mercadería con un gran porcentaje de madurez, debido a las altas temperaturas registradas en dichas zonas. Los ingresos provenientes de Santa Fe mantuvieron su precio”, agregó la consultora Alfa en su reporte semanal.

Entonces los precios variaron y en la provincia de Corrientes se pudieron conseguir cajones a $50 y un kilogramo en verdulerías a $100.