La Provincia ve con preocupación la situación actual del campo

Al igual que el inicio del año pasado en Corrientes, los incendios, el humo y la intensa sequía se vuelven a sentir en todo el territorio provincial y esto provoca que los daños en el marco agropecuario crezcan y se requiera de mayor asistencia por parte del Gobierno.

En ese sentido, desde el Ministerio de Producción ratificaron que la ayuda a los sectores que más lo necesitan no cesa y por tal motivo, se avanza con el plan de entrega de alimentos balanceados para la ganadería. Teniendo en cuenta que es uno de los sectores más afectados en el último tiempo.

Además, el ministro de Producción, Claudio Anselmo, realizó una especie de balance sobre la situación del campo diciendo: “Este es un proceso extenso que va rumbo a los tres años” y “contamos con la tercera etapa primavera estival con precipitaciones sensiblemente inferiores al promedio habitual y eso se va acumulando”.

Ante estas declaraciones, Anselmo afirmó que si bien se esperaban que las expectativas sean diferente mostrando una mejora en el suelo, lo cierto es que no se dieron los escenarios esperados y “esto se va agudizando ante la falta de agua en gran parte de la provincia”.

A su vez, dejó en claro que en la medida que permanezcan las altas temperaturas y no se den lluvias de gran intensidad, la situación continuará agravándose.

En cuanto a la prórroga de la Emergencia Agropecuaria -por seis meses más-, indicó que “esto nos permite actuar con recursos propios para destinarlos en asistencia a los productores más damnificados” como “lo hicimos con los recursos que contábamos hasta fines de 2022, incluso algunas entregas continuamos en los primeros días de enero en la localidad de San Cosme”, precisó.

Finalmente, Anselmo señaló que “en la medida que vamos disponiendo de los alimentos balanceados y alguna otra alternativa de ayuda vamos entregando la asistencia a los pequeños productores de los parajes”.